miércoles, mayo 02, 2007

Menos muertes por infartos

Menos muertes por infartos
BBC Mundo Ciencia

Buenas noticias para los pacientes cardíacos: si usted ingresa al hospital por infarto o dolor de pecho hoy en día, tiene el doble de posibilidades de vivir que si hubiera ingresado hace seis años.

Monitor cardiaco
La atención a pacientes cardiacos ha mejorado marcadamente.
Un estudio internacional revela que los tratamientos cardiovasculares modernos han disminuido a la mitad los riesgos de muerte por eventos coronarios como infarto de miocardio y angina de pecho en los hospitales.

Es la primera vez que una investigación muestra una reducción importante, en tan corto tiempo, en las tasas de estas dolencias.

El estudio forma parte del Registro Global de Síndromes Coronarios Agudos (GRACE en sus siglas en inglés), que ha recogido datos de 44.372 pacientes tratados en 113 hospitales en 14 países.

Se encontró que las muertes por ataques cardíacos disminuyeron de 8,4% a 4,5% entre 1999 y 2006.

"Son muy buenas noticias" dijo a BBC Ciencia el doctor Enrique Gurfinkel, cardiólogo de la Fundación Favaloro en Argentina y uno de los expertos que participan en el GRACE.

"Porque es un reflejo de la mejor calidad de atención médica y la mejor aplicación de los medicamentos y las terapias a los pacientes", señala.

Según los investigadores, la clave ha sido los procedimientos como la angioplastia, para desbloquear las arterias obstruidas, y el incremento en el uso de fármacos para disminuir el impacto a largo plazo de los problemas coronarios.

Población

Se sabe que las tasas de enfermedades cardíacas han disminuido en las últimas décadas gracias a los estilos de vida más sanos y mejores tratamientos preventivos, como las estatinas.

Chequeo médico
Las muertes por infarto o angina en hospitales han diminuido a la mitad.
Pero este es el estudio más extenso que se lleva a cabo para analizar los logros de los tratamientos hospitalarios una vez que los pacientes son ingresados por infarto de miocardio o angina de pecho.

Además de Argentina, participan en el registro Canadá, Francia, Escocia, Estados Unidos, Inglaterra, Polonia, Alemania y España, entre otros.

El registro incluye información tanto de hospitales universitarios académicamente prestigiosos como a centros más alejados de las grandes urbes.

"Y hasta en estos últimos, hemos visto también un muy buen ejercicio de la medicina y una mejoría en la atención médica que se le brinda al ciudadano", afirma el doctor Gurfinkel.

Según el informe, además de la disminución en las tasas de mortalidad por ataques cardíacos severos, en los que las arterias están totalmente bloqueadas, también se mostró una reducción de 2,9% a 2% en las muertes por ataques moderados.

El riesgo de insuficiencia cardíaca crítica -una debilitación del corazón que puede conducir a infarto- se redujo de 7,1% a 4,7%.

Tratamientos

Entre 1999 y 2006, dicen los investigadores, se incrementó el uso en los hospitales de fármacos como aspirina, estatinas para reducir el colesterol, anticoagulantes para "licuar" la sangre y beta-bloqueadores para reducir la hipertensión.

Al mismo tiempo ha aumentado en un 30% el uso de técnicas como la angiografía para detectar arterias bloqueadas y la angioplastia para desbloquearlas.

Son muy buenas noticias, porque es un reflejo de la mejor calidad de atención médica y la mejor aplicación de los medicamentos y las terapias a los pacientes
Dr. Enrique Gurfinkel, Fundación Favaloro
"Hasta hace algún tiempo -dice Enrique Gurfinkel- el uso de medicamentos combinados era infrecuente en toda la población".

"Los médicos tenían cierta reticencia a recetar esas combinaciones entre ciertos grupos de pacientes".

"Pero esos prejuicios se han ido eliminando y estamos consiguiendo dar a toda la población terapéuticas combinadas que han documentado un beneficio en cuanto a supervivencia y calidad de vida", señala el experto.

Según el estudio, a medida que estos tratamientos han aumentado, las tasas de muerte de los pacientes han disminuido significativamente.

También se han reducido los riesgos de que un paciente desarrolle insuficiencia cardiaca, edema pulmonar, o sufra un derrame cerebral en los primeros seis meses después de la hospitalización.

"Hemos aprendido con los años que es muy importante seguir a los pacientes más allá de la fase hospitalaria", dice el cardiólogo.

"Y hoy sabemos que una acción médica en el hospital ha sido beneficiosa cuando ese beneficio se sostiene en el tiempo".

La eficacia de estos tratamientos ya se conocía pero la investigación confirma que los hospitales los están utilizando adecuadamente.

"Estos resultados son muy importantes y alentadores", afirma Enrique Gurfinkel.

"Porque registros de esta naturaleza nos explican lo que hacemos los médicos con el paciente y cuál es la evolución natural de la enfermedad".

"Y además nos pone en alerta para saber cómo aplicar en la población los avances de las investigaciones", señala el cardiólogo.

No hay comentarios.: