jueves, mayo 17, 2007

“PARAESCÁNDALO” ESTREMECE COLOMBIA

“PARAESCÁNDALO” ESTREMECE COLOMBIA
Mancuso vincula a los Santos con las AUC
El paramilitar Salvatore Mancuso acusó, la noche del martes, a Francisco Santos (vicepresidente colombiano) y a su primo Juan Manuel Santos (Min-Defensa) de tener vínculos con las Autodefensas Unidas (AUC). Del primero dijo que le solicitó crear una fuerza paramilitar en Bogotá. El segundo le sugirió que uniera fuerzas con las Farc para derrocar al entonces presidente Ernesto Samper. Mancuso acusó a un primo de Uribe de llegar al Senado apoyado en los “paras”. Ayer, el presidente Uribe defendió a los Santos. Texto: Reuters / AP

Medellín

El escándalo que vincula a aliados del presidente de Colombia con paramilitares de ultraderecha tocó a dos altos funcionarios de su Gobierno, cuando un antiguo comandante de esos escuadrones los acusó de haber asistido a encuentros por motivos políticos.

Según fuentes judiciales, Salvatore Mancuso, el más influyente ex líder paramilitar, involucró, el pasado martes, en el escándalo al vicepresidente Francisco Santos y al ministro de Defensa, Juan Manuel Santos, al asegurar que asistió a reuniones de los dos funcionarios con jefes de esos escuadrones, entre 1996 y 1997.

Acusaciones

Mancuso, en medio de estrictas medidas de seguridad, efectuó las acusaciones ante un fiscal durante su testimonio, que forma parte del acuerdo con el Gobierno por el cual los antiguos jefes paramilitares confesarán su accionar a cambio de recibir penas menos severas.

“Él (Mancuso) habló de dos reuniones de Juan Manuel Santos con las autodefensas, en las que planteó tumbar (derrocar) al presidente Ernesto Samper a través de una constituyente que incluyera a la guerrilla y a las autodefensas”, dijo Carlos Iván Lopera, abogado de una organización que asiste a las víctimas de los paramilitares.

Samper gobernó Colombia, entre 1994 y 1998, y afrontó una crisis por denuncias de que financió la campaña política que lo llevó al poder con dinero del narcotráfico.

“Mancuso indicó que a Pacho (Francisco) Santos, en tres encuentros, se le presentó el proyecto antisubversivo y se mostró a favor del mismo”, aseguró Lopera, quien asistió a la audiencia del ex líder paramilitar.

Es la primera vez que un ex comandante de las paramilitares Autodefensas Unidas de Colombia entrega a la justicia las identidades de políticos y militares con supuestos vínculos con esos grupos, acusados de masacrar a miles de civiles y de cometer gravísimas violaciones a los derechos humanos.

Las acusaciones y delaciones se producen en momentos en que Colombia es sacudida por una crisis por los nexos de congresistas, políticos y militares con esos grupos armados, y que ha llevado a 13 legisladores aliados del presidente Álvaro Uribe a la cárcel.

Fuentes judiciales y testigos aseguraron que Mancuso dijo que el actual vicepresidente recomendó en uno de esos encuentros replicar, en Bogotá, el modelo de lucha contra la guerrilla, en el norte del país, para evitar que la ciudad fuera rodeada por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia.

Los dos funcionarios mencionados por Mancuso son primos, forman parte del Gobierno de Uribe, y pertenecen a una de las más influyentes familias de Colombia.

Por su parte, el ministro de Defensa calificó de “malintencionadas” las declaraciones del ex líder paramilitar, y si bien admitió los encuentros dijo que con los mismos buscaba un acuerdo global de paz y no derrocar al presidente Samper.

Defensa

Entre tanto, el presidente Uribe defendió ayer Francisco Santos y a Juan Manuel Santos.

“Tengo toda la confianza en la honestidad y la contextura moral” del vicepresidente y el ministro de Defensa, dijo Uribe en entrevista con radio Caracol.

Mancuso también señaló a Bavaria y Postobón, empresas alimenticias, de financiar a los paramilitares, dijo Sergio Guzman, abogado del Movimiento de Víctimas de Crímenes del Estado, quien estuvo presente durante el testimonio del ex jefe paramilitar.

Mancuso nombró y admitió que esas empresas “dieron apoyo financiero para la expansión de los grupos paramilitares” .

“Yo soy prueba fehaciente del paramilitarismo de Estado. Yo fui paramilitar entrenado por ellos”, dijo (martes) Mancuso en la audiencia ante el fiscal, según funcionarios judiciales.

El ex comandante paramilitar, quien se apoyó en un computador portátil para rendir su testimonio, señaló que los manuales de Ejército de Colombia permitían que los civiles apoyaran la lucha contra la guerrilla desde la década de 1960 y hasta comienzos de la de 1990.

No hay comentarios.: