miércoles, agosto 22, 2007

Abrió los ojos la intoxicada del 18



HUM
Abrió los ojos la intoxicada del 18
Aidania Donado, hallada dentro de un Fairlane 500 junto con el cadáver de su pareja, dio signos de vida. Había inhalado monóxido. Texto: J. Luengo / N. Palmar

“Ella abrió los ojos. En estos momentos se encuentra estable y está evolucionando lentamente”, dijo Auri Donado, hermana de Aidania Donado, quien fue hallada inconsciente dentro de un Fairlane 500, el pasado domingo.

Auri Donado comentó que su hermana abrió los ojos cuando recibía un baño, el pasado lunes, en horas del mediodía.

“Los médicos dicen que tengamos fe porque Aidania ha respondido a todo el tratamiento que ha recibido”, dijo.

También agregó que su hermana recibe oxígeno en todo el cuerpo a través de tubo que le introdujeron en la boca.

El equipo médico informó a los familiares que “la recuperación de Aidania es muy lenta y necesita un cuidado especial”.

La familia de Aidania Donado se aferra a un milagro para que su ser querido se recupere de los efectos de los gases tóxicos del automotor.

“Aidania todavía no habla, sólo abrió los ojos y tenemos fe de que saldrá pronto de esta situación”, dijo la pariente.

Pareja

Aidania Donado está recluida en la unidad de cuidados intensiva, del Hospital Universitario de Maracaibo, desde que fue hallada en el Fairlane 500 junto con Gerardo Sánchez, que murió intoxicado.

La hermana no habló sobre la relación que tenía Aidania con Gerardo Sánchez, ya que éste era un hombre casado y dejó dos hijos.

La progenitora de la víctima dijo: “Yo lo único que le pido a Dios es que me le dé salud a mi hija para traerla de nuevo a la casa. Lo que pasó solamente lo saben ella y él (Gerardo)”.

Donado reside en la calle 42B entre avenidas 2 y 3 del sector Las Salinas, de 18 de Octubre.

El vehículo apareció en la estación de servicio Texaco, situada en el mismo sector.

Un trabajador se percató de que los ocupantes estaban sin movimiento y decidieron llamar a la policía.

Según las investigaciones policiales, la pareja ingirió bebidas alcohólicas, tuvieron relaciones sexuales dentro del auto, placas VBB-38C y después durmieron con el motor encendido.

La combustión liberó un gas conocido como monóxido de carbono y mató lentamente a Gerardo Sánchez.

Aidania aún permanecía con vida, pero botaba espuma por la boca y tenía la piel morada.

No hay comentarios.: