lunes, agosto 06, 2007

Bachilleres raspaos en Prueba de Aptitud Académica




Educación. Este año se instaurará una prueba vocacional obligatoria
Índice académico del bachiller apenas llegó a los 51 puntos
Texto: Paúl Ramírez Mora

El Zulia fue el estado que mejor IA obtuvo. Distrito Capital el que menos puntuación sacó. Para este año hay 8 mil nuevos cupos que el Gobierno nacional ofrecerá en universidades. Opsu cree que el “51” es una cifra baja.

El bachiller venezolano que egresó en julio pasado de las aulas de clases del país obtuvo un índice académico promedio de 50, con base en 100, que es el tope máximo de la puntación en el sistema educativo.

El índice —que se obtiene sumando las notas acumuladas desde el séptimo grado hasta el primer año del ciclo diversificado, y los resultados de la Prueba de Aptitud Académica (PAA), está muy por debajo del mínimo requerido que exigen las universidades públicas para que un alumno opte a un cupo en la educación superior del país.

Los alumnos del Zulia fueron los que salieron con el mayor índice académico de toda Venezuela, con un promedio de 51,880, seguido de Táchira (51,665) y Amazonas (51,597).

Por el contrario, el Distrito Capital fue la zona de Venezuela que peor salió en la sumatoria de las notas acumuladas y la PAA obteniendo un índice académico de 48,782, seguido de Guárico (48,977) y tercer lugar se ubicó Anzoátegui con un 49,289.

Para Julia Montoya, coordinadora nacional del Sistema de Ingreso a la Educación Superior de la Oficina de Planificación del Sector Universitario (Opsu), el índice académico del venezolano es muy bajo porque el resultado de la PAA influye en la cifra.

Por tal razón, este evaluativo — obligatorio para el ingreso a la educación superior— fue eliminado, y a pesar de que no han sido reveladas las nuevas directrices por las cuales se regirá el nuevo instrumento, hasta ahora, un novedoso instrumento se aplicará para los estudiantes del país: una prueba nacional vocacional.

“La prueba nacional de exploración vocacional será un instrumento que se aplicará de forma obligatoria para el próximo año escolar (2007-2008) y se presentaría en noviembre, en primera instancia”, dice Montoya.

La coordinadora asegura que se aplicará —sólo en este año— a los alumnos de primer y segundo año del ciclo diversificado , pero luego, sólo será obligatorio para los de cuarto año.

“Es una prueba similar a la que aplica la Universidad del Zulia (LUZ) antes de entrar a sus aulas, sólo que ahora será de forma obligatoria, pero para todos los futuros bachilleres de Venezuela”, informó.

Montoya aseguró que no se aplicará los días sábados, como se hacía con la antigua PAA.

“Podemos dar una fecha adicional para los alumnos rezagados y para los que ya hayan salido del bachillerato, pero que igual necesiten hacerla para poder tener así la constancia de presentación”, explica.

Montoya dejó bien claro que los resultados de este diagnóstico serán entregados un mes después de la fecha de presentación y sostuvo que bajo ningún concepto, el instrumento se convertirá en un filtro para que los alumnos no puedan entrar a las universidades públicas de Venezuela.

“El alumno no necesariamente tendrá que inscribirse en las carreras que aparezcan en la cesta de opciones que arrojó la prueba vocacional. Es sólo una información que utilizará a la hora de escoger la carrera que cursará”, dice.

Indecisión

Para Amira Boscán, coordinadora zonal de la Opsu en Maracaibo, los 51 puntos que en promedio, obtuvo el bachiller venezolano, son consecuencias de muchos factores.

“El bachiller estuvo muy desmotivado porque se había dicho que la PAA se eliminaba y luego autoridades aseguraron que no; después se cambió la fecha de aplicación y ese conjunto de situaciones hicieron de este año, un proceso educativo bastante movido”, opina.

Boscán aseguró que “el 51” es bastante bajo en comparación con otros años, y opinó que la cifra es reflejo del recorrido académico del alumno.

“Si un estudiante se destaca a a lo largo de toda su formación jamás tendrá un “51” como índice académico. Creo que todos los profesores debemos reflexionar, así como los mismos alumnos sobre lo que debemos hacer”, sostiene.

Autoridades nacionales de la Opsu explicaron que para el año que viene intentarán incluir a la mayor cantidad de bachilleres posibles en las aulas de clases de los recintos universitarios.

Para este año, 8 mil nuevos cupos serán ofertados en las 22 universidades públicas de Venezuela, una cifra bastante alentadora, si se toma en cuenta que cerca de 50.000 bachilleres son los que, en promedio, se quedan sin una plaza en las casas de educación superior del país.

1 comentario:

Lycette Scott dijo...

caramba Luis Ma...es triste ver como la calidad de la educacvión cada vez se deteriora más, no sólo para los colegios públicos y para los privados también