sábado, octubre 06, 2007

Los Latinos en EEUU solo tienen plata para pagarle a un brujo cuando están enfermos

Obatalá, médico general
José Baig
José Baig
BBC Mundo, Asuntos hispanos

Ángel matando al diablo
Las botánicas se han convertido en una alternativa a los altos costos de la medicina.

Un seguro médico "modesto" cuesta entre US$ 500 y 600 al mes para una familia de cuatro personas. Una consulta con un doctor puede fluctuar entre US$ 70 y 175. Visitar a un curandero cuesta entre una donación voluntaria hasta unos US$ 20.

Si usted acabara de llegar a Estados Unidos, no tiene papeles, le pagan US$ 5,85 la hora y la empresa para la que trabaja no lo tiene asegurado, ¿qué haría? ¿Iría al médico o al curandero?

Ese es el dilema de los 15 millones de latinos que no tienen seguro médico en este país, donde el sistema de salud es totalmente privado.

Es cierto que la medicina natural, el uso de hierbas y ciertas creencias y religiones, como la santería, forman parte de la cultura que muchos inmigrantes traen a Estados Unidos.

Pero también es verdad que se han convertido en una opción ante los altos costos de los seguros, la atención médica y las medicinas.

"Vayan al médico"

Sandra León
"Siempre les digo que consulten al médico", afirma Sandra León.
"Nunca elimino la posibilidad de un médico por una cura sobrenatural", me dice la dueña de la botánica "La Esperanza" -en la Pequeña Habana de Miami-, la santera y enfermera graduada Sandra León.

Asegura, sin embargo, que una limpieza espiritual "al pie de Obatalá o de Inle, o cualquiera de esas entidades que para nosotros representan la salud, va a ser muy positiva cuando tú vayas a un doctor".

"Se ha comprobado muchas veces que un paciente, por ejemplo de cáncer, cuando tiene terapia con un consejero espiritual, sobrevive al cáncer por muchísimos años", afirma.

Agrega que en casos como este, "la medicina y la santería se complementan, no están en desacuerdo".

Pero señala que a causa de la falta de acceso a los seguros médicos y los costos de la medicina privada, las consultas en su botánica han experimentado "un aumento increíble".

"Hay muchas personas en este país que no tienen manera de ir a buscar asistencia médica".

Y agrega que esa gente busca otra alternativas por "la ineficiencia que ha tenido este gobierno de proveer a sus ciudadanos con un servicio médico".

"Solo los síntomas"

Medicinas
Uno de cada tres hispanos no tiene seguro médico en EE. UU.
La doctora Patricia Canessa, de la organización no gubernamental Salud Latina, dice que debido a las pocas regulaciones sobre los proveedores "no tradicionales", la calidad de cuidado que reciben los pacientes "no es buena".

Agrega que los hispanos tienen muchas opciones porque creen en la medicina natural, pero advierte que estas alternativas "muchas veces no mejoran la enfermedad sino que manejan el síntoma, calman los dolores y las molestias, pero la enfermedad sigue ahí".

La falta de acceso a los servicios médicos y los tratamientos alternativos han provocado, según la doctora Canessa, un aumento "dramático" de enfermedades como el cáncer de mama y la tuberculosis entre los latinos.

"Esas enfermedades no responden al tratamiento de la botánica", afirma Patricia Canessa.

La organización Salud Latina cree que la solución a este problema es que se apruebe un seguro universal para todos los ciudadanos del país que le permita el acceso a la salud a los que no tienen cómo pagarla.

Y aunque el sueño de la salud gratuita llegara a concretarse, muchos expertos consideran que las botánicas y herbolarios seguirán siendo lugares de referencia y apoyo para la comunidad latina en los Estados Unidos.

Rafael, un dominicano de Miami que me encontré en la antesala de una vidente y dice no creer en estas cosas, asegura que es cuestión de confiar.

"Si la persona que tú ves sabe sugestionarte y hacerte creer lo que dice, eso obra milagros. Eso es lo que le llaman la fe".

No hay comentarios.: