sábado, enero 12, 2008

Bush hace el ridículo de nuevo

Rice a Bush: Cierra la boca
gira
Durante una cena en Israel, Rice le escribió en un papelito: Cierra la boca. Bush, que no paraba de hablar, leyó el mensaje en voz alta. El presidente estadounidense, George W. Bush, lagrimeó, ayer, durante una visita de una hora al Museo del Holocausto en Israel y dijo a su secretaria de estado, Condoleezza Rice, que Estados Unidos debió haber bombardeado Auschwitz para poner fin a la matanza, dijo el director del museo.

Bush salió del establecimiento Yad Vashem considerándolo un recordatorio de que hay que resistir el mal y elogiando a las víctimas por no perder su fe.

Bush, que tenía la cabeza cubierta con una kipá, depositó una corona de colores rojo, blanco y azul sobre un bloque de piedra que cubre las cenizas de las víctimas del genocidio judío extraídas de seis campos de exterminio. También encendió una antorcha.

No hay comentarios.: