sábado, marzo 29, 2008

Destruirán 157 pistas clandestinas usadas por el narcotráfico en el país

Apure. Se practicaron ayer ocho explosiones en el procedimiento
Destruirán 157 pistas clandestinas usadas por el narcotráfico en el país
Texto: Sabrina Machado
Tomado de: Panorama digital
Está previsto que en cinco días las autoridades inhabiliten 90 pistas clandestinas usadas por el narcotráfico. Con este programa, el Ejecutivo demuestra su compromiso en la lucha antidrogas. Néstor Reverol anunció la instalación de tres radares chinos para la vigilancia del sistema aéreo venezolano. Apure Con la destrucción de una pista clandestina de mil 800 metros de longitud y 50 metros de ancho, ubicada en el municipio Rómulo Gallegos, del estado Apure, el Gobierno nacional inició ayer la operación Boquete Uno, enmarcada en el plan nacional de Destrucción de Pistas, que tiene como propósito reimpulsar las labores en materia antidrogas. En total, la Oficina Nacional Antidrogas (ONA) ha logrado detectar 157 pistas en todo el país, 60 de ellas están ubicadas en el Zulia. El principal objetivo de este procedimiento es destruir, en menos de una semana, 90 pistas ilícitas, localizadas al sur del estado Apure —entre Elorza y Puerto Páez—, para evitar que sean empleadas por el narcotráfico para la distribución de sustancias estupefacientes a otros países y latitudes. Explicó el coronel Néstor Reverol, director general de la Oficina Nacional Antidrogas, que a lo largo del año 2008 se ha logrado desactivar, gracias a la labor de los componentes de la Fuerza Armada y de los funcionarios antidrogas, 67 pistas en diferentes zonas del país, y que estas operaciones se seguirán efectuando en las próximas semanas. “Todos los comandos de Guarnición están haciendo sus respectivos reconocimientos para iniciar la destrucción de estas pistas en el país en la futura semana y en los futuros meses”, afirmó. La razón para que el plan nacional se iniciara en Apure obedeció a la cercanía de esta entidad con Colombia y a la presencia masiva de zonas de aterrizaje clandestina, cómodas para las avionetas Cessna, empleadas generalmente por los integrantes del narcotráfico. “Ésta es una jurisdicción que de alguna u otra forma se presta para que estas personas inescrupulosas, de la industria internacional de la droga, aterricen para hacer el envío de droga a otros países utilizando, lógicamente, la frontera con Colombia por su cercanía y por lo inhóspito de la zona”, indicó Reverol. Para la destrucción de las pistas se utilizarán aviones F-16, provenientes del estado Aragua; helicópteros MI35, de fabricación rusa, y los conocimientos de expertos explosivistas del Darfa, quienes colocarán material anfo a lo largo y ancho de la pista, procesado por Cavim. Gran despliegue En el procedimiento, efectuado ayer a 500 millas de Elorza apureño y a 10 kilómetros de Colombia, se emplearon ocho cargas explosivas, de 500 libras cada una, dos aviones F-16 y dos helicópteros rusos. Las autoridades venezolanas informaron del procedimiento a sus homólogos colombianos. La acción tuvo una duración aproximada de 30 minutos. Inicialmente ingresaron los helicópteros que sobrevolaron la pista de grama y con ametralladoras realizaron una serie de disparos. Posteriormente lanzaron sobre el terreno dos cohetes de cañones de 20 mm. Después de estas primeras detonaciones, tres explosivistas del Darfa detonaron igual número de carga del material inflamable. Para finalizar, intervinieron dos aviones F-16, que salieron de Maracay, para dejar caer sobre la pista cinco explosivos más. El general Jesús Gregorio González González, comandante del Comando Estratégico Operacional, explicó que los siguientes procedimientos se realizarán de manera similar, dependiendo de la capacidad de las pistas. Incluso, se podrán emplear camiones retrocavadoras para dañar la capacidad de la zona prevista para aterrizajes. Las autoridades informaron que los próximos estados en los que se llevará a efecto la operación serán Amazonas, donde se destruirá un promedio de 100 pistas, la zona sur del Guárico, Barinas, Falcón, Monagas y el Zulia, entre otros. En esta última entidad está previsto que destruyan 60 zonas de aterrizaje. Radares Aunado a esta labor de inhabilitación masiva de pistas, informó el coronel Reverol que se une la implementación de tres radares de fabricación china, dispuestos en Falcón, Apure y Zulia, que servirán para la vigilancia del espacio aéreo venezolano y la observancia de aeronaves de extraña procedencia. Estos dispositivos son los primeros que llegan al país, se espera que para el último trimestre del año se instalen los siete restantes, con los cuales se cubriría de manera total el espectro aéreo venezolano, ya que cada uno tiene un alcance de 240 millas (444 kilómetros). El costo de los radares se ubicó en 260 millones de dólares, según informó el director de la ONA. “Eso es un paso importante que está haciendo el Estado venezolano en la seguridad y protección de su espacio aéreo, también para ser utilizado en la lucha antidrogas y detectar aquellas aeronaves sospechosas que utilizan nuestro espacio aéreo para traficar con drogas”, destacó Reverol.


No hay comentarios.: