sábado, agosto 02, 2008

La industria automotriz se estrella

La industria automotriz se estrella
Redacción BBC Mundo

El constructor de automóviles estadounidense General Motors (GM) reportó pérdidas multimillonarias en el segundo trimestre de este año.

Camionetas General Motors
Varias compañias están sufriendo por el mal estado del mercado de los autos nuevos.

Se trata del segundo cuarto consecutivo con números rojos.

GM perdió US$15.500 millones entre abril y junio, en parte debido a que sus ventas en América del Norte se desplomaron un 20%.

Otra de las causas por las pérdidas es que la compañía pagó un cargo de US$3.300 millones para comprar los contratos de 19.000 trabajadores -a quienes se les pagaba por hora- y que dejaron la compañía a fines de junio.

También perdió US$1.300 millones porque al reducirse el valor de los autos usados de gran tamaño, bajaron las ganancias de la arrendadora de vehículos que antes pertenecía a su unidad financiera, GMAC.

Sin tener en cuenta los gastos extraordinarios, GM perdió US$6.300 millones, comparado con la ganancia neta de US$891 millones que registró en el mismo de periodo de 2007.

Se trata de la tercera peor pérdida trimestral en la historia de la compañía.

El 15 de julio pasado GM anunció la última fase de sus planes de reestructuración, que incluyen el despido de miles de trabajadores, el adelanto del cierre de sus plantas de camionetas y vehículos deportivos utilitarios (SUV, por sus siglas en inglés), la venta de activos y la suspensión de sus dividendos.

Según el corresponsal de la BBC, Mark Gregory, los problemas de GM se reflejan en la economía estadunidense, que registró la pérdida de 51.000 empleos en julio.

Mal de muchos...

Coche de Nissan
Nissan reportó una caída del 48% en sus ventas en el último trimestre.

Pero GM no es la única compañía automotriz que esta sufriendo a causa del estado precario en que se encuentra el mercado de los automóviles nuevos.

La automotriz BMW ya advirtió que sus ganancias para 2008 serán menores que lo pronosticado y predijo un año 2009 "muy difícil".

También hoy, Nissan reportó una caída del 48% en sus ventas en el último trimestre.

Las ganancias netas de la empresa japonesa cayeron a US$491 millones, luego de que los beneficios en el mismo periodo de 2007 había sido de casi el doble.

"Frente a un ambiente severo, Nissan se mantiene resistente pero cauta en las estimaciones para la industria", dijo el director ejecutivo de la compañía, Carlos Ghosn, quien también se encarga del funcionamiento de Renault, el socio francés de Nissan.

El constructor japonés informó que estaba tratando de minimizar los efectos del freno que está viviendo la industria automotriz en EE.UU. incrementando sus precios y reduciendo la producción de camionetas.