sábado, noviembre 29, 2008

¿EEUU le desapareció una isla a Mexico por cuestiones territoriales?

Fuente BBC

Se llama Bermeja y es una isla que diversos mapas ubican a más de 100 kilómetros al norte del estado mexicano de Yucatán. El problema es que desapareció y ahora los diputados de México quieren encontrarla.

La ubicación de la isla es crucial desde el punto de vista estratégico para el país dado que se encuentra en el Golfo de México en una zona conocida como "Hoyos de Dona", en los que se presume existen yacimientos de petróleo y gas.

La Comisión de Marina de la Cámara de Diputados de México informó el martes que varios legisladores se trasladarán al sitio donde alguna vez estuvo la isla, si consiguen el apoyo de un buque de investigación oceanográfica de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Los diputados mexicanos se suman así a una petición de los senadores para que el gobierno de Felipe Calderón presente un informe sobre lo que ellos consideran la "extraña desaparición" de la isla.

La isla misteriosa

La historia -que parece salida de una aventura de ciencia ficción- empieza en el siglo XVI, cuando Bermeja apareció por primera vez en los mapas como un punto en el mar. Su presencia cartográfica se mantuvo hasta 1946 en un libro editado por el gobierno.

Una plataforma petrolera en el Golfo de México
El Golfo de México es una zona rica en yacimientos de petróleo.

Pero a finales de la década de los '90, cuando México negociaba con Estados Unidos un acuerdo para marcar la frontera marítima entre ambos países, Bermeja dejó de ser visible.

En 1997 el Ministerio de Marina mexicano envío un buque oceanográfico a corroborar la existencia de la isla, pero el almirante a cargo del navío reportó que no habían encontrado nada.

Si Bermeja hubiera estado ahí, dicen los expertos, a México le hubiera tocado una mayor cantidad de espacio marítimo que la que recibió con la firma del acuerdo.

Los diputados mexicanos señalaron que la isla pudo haber desaparecido por una de dos razones: una es que se encuentra sumergida por los efectos de la naturaleza, y la otra es que fue hundida intencionalmente.

Pero en lo que se buscan explicaciones, la UNAM aún tiene que confirmar si le prestarán el buque oceanográfico Puma a los diputados y quién quita que cuando vayan al lugar en el que los antiguos mapas mostraban a Bermeja, se la encuentren.




No hay comentarios.: