jueves, septiembre 11, 2008

De Irak a los Paralímpicos

De Irak a los Paralímpicos
Redacción BBC Mundo

Melissa Stockwell

Uno de los primeros récords que se rompió en los Juegos Paralímpicos de Pekín 2008 tuvo más que ver con política internacional que con deporte: por primera vez participan militares estadounidenses veteranos del conflicto bélico en Irak.

De los más de 200 atletas que envió Estados Unidos a competir en el evento, dos de sus integrantes fueron parte del contingente de tropas que ha sido desplegado en el país árabe.

Uno es Scott Winkler, un técnico del ejército, que quedó discapacitado por una lesión en la columna vertebral en 2003, tras sufrir un accidente en la ciudad de Tikrit. Su disciplina es el lanzamiento de disco.

La otra competidora es Melissa Stockwell quien perdió su pierna izquierda en un atentado en Bagdad en 2004, y que ahora participa en varias pruebas de natación.

Sotckwell, una teniente segundo en retiro, formaba parte de una escuadra que hacía una operación de reconocimiento en la capital iraquí, en los alrededores de la Zona Verde, el área fortificada que resguarda el centro de gobierno del país.

Durante la ruta, el Humvee en que viajaban fue desviado por la explosión de una bomba en el camino y posteriormente se estrelló contra una vivienda.

El siguiente recuerdo que tiene Stockwell en su mente es despertarse en una camilla , en el hospital militar estadounidense en Bagdad, al lado de su esposo Dick, también de servicio en la campaña iraquí.

"Ya no está", le dijo Dick, cuando ella preguntó por la gravedad de la herida que sintió haber tenido en su pierna durante el incidente.

Orígenes

Melissa Stockwell
Stockwell es una de dos veteranos de Irak en los Paralímpicos.
La historia de Stockwell recuerda los comienzos de los Paralímpicos, como un evento deportivo que va de la mano de las olimpiadas.

Su origen radica en una competencia diseñada para veteranos de la Segunda Guerra Mundial en 1948, llamados los Juegos Stoke Mandeville, que contó con la participación de ex militares discapacitados británicos y holandeses.

La idea era ayudarlos con su rehabilitación tras haber sufrido graves lesiones en el conflicto bélico, pero la idea dejó abierta la puerta para que en 1960, en Roma, se inaugurasen oficialmente los primeros juegos Paralímpicos, los cuales no estaban limitados únicamente a veteranos de la guerra.

En la capital italiana participaron unos 400 atletas de 23 países, en Pekín actualmente hay más de 4.000 deportistas inscritos, provenientes de 148 países.

Bitácora

En Estados Unidos, Stockwell ha acaparado la atención de los principales medios de comunicación, siendo una de las primeras veteranas de un conflicto en el que el país aún tiene tropas desplegadas.

Melissa Stockwell
Stockwell compite en tres eventos de la natación.
De los 213 atletas que llevó la delegación estadounidense a la capital china, 16 son ex militares, pero no todo fueron discapacitados en una situación de combate.

"Entre el equipo de atletismo y el de natación hay cuatro veteranos que fueron heridos en conflictos, de los cuales dos estuvimos en Irak", señala Stockwell en su blog en internet.

La ahora nadadora incluso tiene una prótesis de metal en la extremidad amputada de su pierna izquierda, la cual lleva decorada con la bandera estadounidense.

"Vas a Irak a defender al país en un uniforme. Ahora tengo un uniforme diferente, pero representando al mismo país", escribe.

En las prensa militar de EE.UU. Sotckwell ha sido mostrada como un ejemplo de lucha ante la adversidad, sobre todo por la manera en que se recuperó de su trauma.

Luego de la amputación y más de 15 cirugías y 20 transfusiones de sangre -ya que la herida se infectó-, en apenas cuatro meses la ex militar estaba compitiendo en el maratón de Nueva York en una silla de ruedas.

 Vas a Irak a defender al país en un uniforme. Ahora tengo un uniforme diferente, pero representando al mismo país 
Melissa Stockwell
Su historia le ha generado numerosos mensajes de aliento a través de su blog y la prensa, pero también algunos episodios inusuales.

"Hoy me sucedió algo gracioso", dice una entrada de su blog.

"Estaba en la oficina de correo, en pantalones cortos, y una señora mayor se me acerca y me acaricia la espalda condescendientemente preguntando cómo alguien tan joven (Stockwell tiene 28 años) pudo haber perdido su pierna.

"Yo estaba medio apurada, así que rápidamente le dije 'estaba en el ejército, Irak, bomba, pérdida de pierna'. La señora quedó sorprendida y se me acercó para darme un abrazo y entonces me dio unos besos en el cuello.

"Debo admitir que fue un poco raro, no se si los extraños deben estar besándose en el cuello", indicó.



No hay comentarios.: