martes, noviembre 28, 2017

Voyage: Un cumanés patinando en hielo (I Will Survive)



Date: Thu, 04 Feb 1999 07:52:55 PST
From: Luis Manuel Hernandez Ramos
Subject: Voyage: Un Cumanés patinando en hielo (I will survive)...

Salut Amigos,

En estos días la laberintitis me ha jodido un poco. Tengo nauseas en las mañanas, camino como borracho y me tropiezo con todo lo que encuentro a mi paso (bueno, eso no es sólo debido a la laberintitis sino que soy distraído).
Ayer cuando me paré de mi asiento en el autobús no pude mantener el
equilibrio y me caí en el otro asiento. Menos mal que no había nadie allí sentado. Pero en realidad, esa no fue la patinada, sino otra mejor.

Ayer tocaron la puerta de mi chambre Nelson y Sonia, para invitarme a
la patinoire que hay en el Hôtel de Ville. Tuve que pensarlo dos veces por las siguientes razones:

1.- La laberintitis.
2.- Nunca había patinado en hielo.
3.- Tampoco he patinado en suelo, ni con 2 ni con 4 ruedas.
4.- Una vez intenté patinar en suelo y no pude.
5.- Aquí no está mi mamá para que me sobe si me fracturo.

A pesar de eso, me lancé hasta el Hôtel de Ville (que es nada menos que la Alcaldía de Paris en donde está la patinoire).

Llegamos y el alquiler de los patines costaba 30 Fr (como 3000 Bs), pero
el tipo se equivoco y me dió dos tickets. Notaba los patines un poco extraños, pero ¿quién dijo miedo? Esperamos un buen rato a que acomodaran la pista yyyyy ¡al hielooooooo!!!!!

Entré de un solo impulso a la pista de hielo yyyyyyyyyyy  ¡zuaaaaaaaaaaaaaz! ¡Mortal triple de boca hacia el suelo! Saldo: un golpe en la rodilla que todavía me duele (la tengo morada). Pero aun estaba vivo. Me fui rodando sobre las nalgas hasta el borde de la pista y allí un francés me ayudo gentilmente a pararme. Me aguante del borde y fui intentando incorporarme a la pista, pero cada vez que lo hacía, ¡zuaaaaaaa, zuaaaa, zuaaaaaaaa!, me iba hacia atrás y hacia adelante, y me era imposible mantener el equilibrio. Además se me doblaban los tobillos, no los podía soportar juntos y no sabía el porqué. ¿Sería por el esguince que había sufrido años atrás? No lo sabía…

 
Patinoire Hôtel de Ville de París
¡El ambiente era perfecto! Imaginen un monumento nacional, como lo es el Hôtel de Ville, perfectamente iluminado y al frente una gran pista de hielo genial. Las calles estaban decoradas arrechísimamente y la Rue de Rivoli tenía una bola de esas plateadas, como las que ponían en las discotecas en la época disco de “Fiebre del Sábado por la Noche”. Esa bola emitía luz para todas partes. La música era anglosajona pero buena: Michael Jackson, Madonna, las que ponen en las discotecas tales como esa sesentona que se puso de moda otra vez: “I will survive”;  y yo, pues, cayéndome y todos los carajos al borde de la pista dándome ánimos y muchos burlándose de mi también. Yo aguantando. Cuando por fin encontré a Nelson traté de ayudarme sosteniéndome, pero me era imposible mantener el equilibrio. Yo le decía que algo pasaba, que yo no estaba conformado anatómicamente para patinar, que tenía un pié un poco volteado, los tobillos jodidos de los esguinces del basketball, ademas de la laberintitis. Ya me estaba sintiendo como un discapacitado cuando Nelson, el médico se dio cuenta de la razón (o una de ellas):

¡ME HABIAN DADO DOS PATINES IZQUIERDOS!

¡El recontra coñísimo de su madre! ¡Los voy a demandar por todos los coñazos que he llevado!, dije. Fui a cambiar los patines y entré de nuevo en la pista de nuevo. Aún sin patinar correctamente, pero ¡muchísimo mejor! Una señora que estaba al borde me dijo: “has mejorado mucho” y yo seguía medio dando tumbos al ritmo de la música. En verdad provocaba ser una estrella del patinaje y dar unas vuelticas al ritmo de la música, como los patinadores de las olimpiadas de invierno. ¡Cuánto hubiera dado por poder hacer unas vuelticas!, pero me era dificilísimo incluso mantenerme, porque los tobillos se me doblaban. Hasta que un francés que estaba en el borde de la gran pista (que tenía como unos 80mx30 m) dijo: “Il n'a arrive pas parce-qu’ il a les patins ouverts”, lo que quiere decir: mijito ¿Cómo no te vas a doblar los tobillos si no te has amarrado bien los patines? Seguido me los amarre y providencialmente casi no se me doblaban los benditos tobillos, pero sentía que tenia que parar la patinada ya que me dolían muchisísisisimo. Estaba super-sudado en aquel frio bajo cero de Paris, y si no es porque yo no me rindo nunca, hubiera desistido hace muchisimo tiempo. Andaba literalmente pariendo y llevando coñazos por montón. Bueno, ya estaba mejorando, pero aun sentía raras las articulaciones.
Patinoire, la nuit.

Le di varias vueltas a la pista cayéndome seguido hasta que un francés intervino y me dijo: “Le patin est cassé”, lo que quiere decir: ¡se te jodió el patin, te vas a joder las articulaciones!, y por supuesto, el patín estaba roto y por eso era que el tobillo me daba vueltas (además de mis esguinces, por supuesto). Descanse un poco y fui a cambiar los patines de nuevo....
Cuando fui a cambiar los patines, le expliqué al tipo lo que sucedía ¡y me dio
nuevamente dos patines izquierdos! Se lo dije y me dio de nuevo unos patines dañados y así seguimos hasta que por fin se dio cuenta de que yo era el mismo de los patines anteriores. ¡El que calza 45 coño!

Volví a la pista y voilá, ¡Al fin estaba patinando! Claro, dando tumbos, pero patinando al fin sobre hielo. En verdad lo que me provocaba era hacer piruetas pero siempre perdía el equilibrio y lograba in extremis y a duras penas llegar borde y evitar caerme. Otras veces me tropezaban (creo que a propósito) carajos como a 100 por hora y tenía que hacer malabares para no terminar
comiendo helado en el piso. No sé si saben, caer en el hielo duele…

Luego de varias horas,  llegué a mi casa hecho noña (o hielo), pero muy sudado. Ahora, estoy todo golpeado y hoy es que me están doliendo los trancazos. Tuve muy mala suerte ( o me estuvieron saboteando), pero igualito, me gustó la vaina. Estoy pendiente para ir a patinar sobre hielo otra vez (hasta que aprenda a bailar joropo sobre hielo...)

Saludos


Luis Manuel

Voyage: Fiesta en Portugal

Maison de Portugal. Esa cerca no la tenía antes.

Date: Mon, 25 Jan 1999 08:05:06 PST
From: Luis Manuel Hernandez Ramos
Subject: Voyage: Fiesta en Portugal

Voilà Amigos:

El que este muy ocupado, por favor no lea este mail en donde hablo puras
pendejadas....

El sábado en la noche cenamos con todo el grupo de españoles en el Restau. Estuvimos hablando con Jean-Marie, de Ruanda, sobre que en su idioma (Swahilí) no existen las palabras homosexualismo ni masturbación ¡porque esas cosas no existen!. Nadie le creyó...

Mientras estábamos hablando, agarré unas peloticas de arcilla que están en los materos y que con el polvo y las cenizas de cigarro parecían maníes y las puse sobre la mesa en un platico de postres para ver quien caía e intentaba comérselas. Los muchachos se dieron cuenta pronto, pero me dijeron que si se las ofrecíamos a Marcos (Calderón) seguro se las comía. En esa llegó el susodicho y le digo ¿quieres?, y el Marcos vorazmente agarra todo el pote para él solito y me pregunta ¿y esto?. Le respondo: - No sé, lo trajo Jean-Marie del África, y el carajo arrancó corriendo emocionado por que iba a probar algo africano. Nosotros nos fuimos llorando de la risa. Al final le pregunté y me respondió que se había comido una, pero dejó las demás porque no le habían gustado.

Ayarí, la mexicana, tiene una amiga colombiana que vive en la Maison de Portugal (la más fea de la CitéU), y nos anotó a Nelson y a mí para que fuéramos a una fiesta que se iba a celebrar allí. Al llegar, lo primero que notamos fue las medidas de seguridad que había en la casa de Portugal, cómo si les fueran a robar la panadería. En ninguna casa se veía algo así, va contra el espíritu de la CitéU. Los vigilantes hicieron llamar a la muchacha colombiana para que nos fuera a buscar y esta vino acompañada de toda la representación bogotana en París. ¡6 colombianos, 4 mujeres y 2 hombres!

Son increíbles los prejuicios que uno tiene acerca de los colombianos y me daba cosa dejar mi chaqueta de cuero en un lugar en donde hubiese tantos. Por eso es que uno debe conocer gente de otros países, para romper con los falsos prejuicios (o reforzarlos).

Cuando entré al salón de fiestas, lo primero que reparé fue en el mostrador en donde vendían las bebidas y me di cuenta que la mitad de la fiesta (es decir, los portugueses) estaba detrás del mostrador. ¡Como les gusta a esos carajos estar detrás de un mostrador, pensé! Pero luego me di cuenta de que en unos minutos habían dejado solamente a las portuguesas y que los portugueses hombres estaban todos en la pista de baile, pero sin bailar. Deben ser vainas culturales. La fiesta estaba chimbísima, o más bien, la música. luego llegaron Ana y Claraboya pero ni aun así la fiesta se animaba. La única música latina que pusieron fue una bachata medio extraña. Clara se molestó porque me pregunto qué música era esa y yo le dije que bachata. Pensó que le estaba tomando el pelo. No, eso es Salsa me decía. Creo que es la caraja más aguevoneada en este mundo, quizás de la historia. Total, nos devolvimos como a las 12:30 y fuimos a hablar pendejadas al cuarto de Meca hasta las 2 de la mañana.

Parc Montsouris
El domingo me levanté tardísimo y me fui buscar a Diego y a sus vecinitos para llevarlos a jugar basketball y futbol al parque Montsouris, y estuvimos toda la tarde jugando. No me gustó que había un carajito como de 12 años preparándose un petardo, ¿hachis se llama?. Le pregunté que que hacía y me dijo que nada y se fue.

En la noche, me acosté temprano, pero como a las 12 de la noche se escuchó un terremoto en mi cuarto tocándome la puerta. Eran como 20 españoles que iban para el cuarto de Sonia (Meca) que está al lado de mi cuarto para felicitarla por su cumpleaños. Enseguida sacaron una botella de vino de mesa tan malo que viene en pote de plástico. Tiene la marca del supermercado (FranPrix) y para poder bebérselo le echaron Cocacola. Estuvimos como hasta las 2 am. Los madrileños lloraban por la paliza que le metieron los gallegos al Real Madrid y yo aproveché para ponerme mi mono del nuevo líder: El Barcelona F.C. (cuando me compré el mono nadie daba medio por ese equipo) y de vaina me quemaron. A cada rato me amenazaban con prenderle fuego al chándal ese y hasta creo que lo decían en serio.

Los españoles me tienen un aplique con lo que digo mucho chévere y con que tengo dos nombres como en las telenovelas. Es un fastidio. Si siguen viendo novelas van a terminar también diciendo chévere como lo hago yo y van a bautizar a sus hijos Luis Alfredo o Topacio María o que se yo.

Carmen (la Uruguaya) me dio mi regalo de cumpleaños, que es un afiche de un bebé gordito que dice: No Money, No Work, No Girls, No problems! ¿Será esa la percepción que tienen de mi?

Me despido, los quiere…

Luis Manuel


Chau...

lunes, noviembre 27, 2017

Voyage: Fiestas de todo tipo



Date: Mon, 25 Jan 1999 07:41:28 PST
From: Luis Manuel Hernandez Ramos
Subject: Voyage: Fiestas de todo tipo

Voilà Amigos,

¿Cómo están todos?
Yo aquí, de nuevo en la universidad, luego de un fin de semana muy trasnochado.

Les había contado ya del fastidioso pot del miércoles. Pues, el jueves me tocó ir a la Fiesta del Institut National Agronomique (vivo en la casa de los estudiantes de ese instituto). Cuando llegué no había nada de ambiente y ya me estaba empezando a quejar porque tuve que pagar la entrada (como 3500 Bs). Pedí 2 tickets para el consumo de bebidas y cuando fuimos a pedir a mí se me ocurrió pedir ¿adivinen que? ron con coca-cola. Me emocioné mucho pensando la posibilidad de que me dieran ron por sólo 5 fr (como 500 Bs), pero cuando me lo dieron: ¡Asco, que vaina es esta! Hice todos los intentos posibles de tomarme esa broma que me habían dicho que era ron y es que ¡estos carajos no tienen ni la más mínima idea de lo que es el ron! Al final, imagínense, un paladar como el mío, que no come cuentos para meterse anís, caña clara, superior, guarapita, sangría del FranPrix etc, tuvo que dejar el vaso casi completo porque no me pude tomar esa cosa.

Luego, la gente comenzó y que a bailar. A mi no me daban los pies, así que busqué con quien conversar. Nelson me presento a un muchacho mexicano y estuvimos hablando paja un rato. A mí se me ocurrió irme a comprar una cerveza y en esa veo dos vasos de tequila puestos sobre la mesa como para que yo me los tomara, y le pregunto al carajo de al lado (en francés), ¿y eso?, y él me dice: tómatelo, es tequila, mientras él agarraba también uno de los vasos y se lo tomaba a fondo blanco. Yo agarré mi vaso y me eché mi palo de tequila a fondo blanco (era como 1/2 vaso del normal) y le pregunté al
generoso que había brindado de donde era y me dijo que siciliano (ahh, el padrino). Yo me dije ahhh, con razón, esos carajos son comme ca, cuando uno les cae bien son de pinga, pero a los que le caen mal.... Me tomé mi cerveza también y ya la fiesta se había prendido, o por lo menos yo me había prendido y pensaba que era la fiesta.

Es un espectáculo ver a los franceses bailando, porque en vez de bailar ellos ejecutan una coreografia.com que debe ser la que les enseñan en la escuela de baile. Ejecutan toditos y simultáneamente la misma coreografia.com o .exe, sin distinción del ritmo de la música ni de que música sea. Es decir, si les ponen changa, bailan como si estuvieran bailando twist, si les ponen salsa, le dan al botón y hacen exactamente los mismos pasos. La música no importa.

Si bien las fiestas de los franceses son ladillas, con la pandilla de andaluzas con las que ando cualquier fiesta se anima, en verdad que son una alegría. Entonces comencé a bailar con ellas y con Carmen (la Uruguaya). Esa vaina era un despelote. Todos bailando con todos. Incluso había hombres que estaban como sacando a los otros hombres. Por supuesto eso a mí me pareció chocante, pero bueno, esa es su cultura... (o su mariconeria). La música si que era malísima.

La caraja más bonita en esa fiesta es una vecina que conocí ese día llamada Carol. Carol es una francesita preciosa que es de la Isla de la Reunión, por Madagascar, además es muy dulcita, una lindura. Nelson me la presento y ellos estuvieron hablando un momento. Es tan linda, que hasta Nelson se puso a bailar con ella changa (y ese es más duro para bailar que yo). Los conocidos hicimos una rueda para bailar de como 10 personas. La única vaina medio tropical que pusieron fue una canción que está de moda aquí en Radio Latina que se llama “Carnavalera” y que es como una mezcla de merengue y salsa. Esa la baile con Carol. Ella aunque sabe bailar, no sabe cómo se baila esa broma (ni yo tampoco) y ella me llevaba a bailar un paso que era como lambada, o forró quizás. No sé si ese es un paso típico del Océano Índico o lo implementó Kaoma jejeje.

Nos regresamos a las 4 de la mañana: Meca y un comando francés que se levantó allí. Nelson, Ana y yo cantando como borrachitos las canciones de Los Panchos: Cielito Lindo, México Lindo y Querido, El Rey, Caballo Viejo (que ellos creen que es de Julio Iglesias) y las viejas que canta Luis Miguel (hasta España llegaron esas canciones). Me dio pena porque Ana se sabe Caballo Viejo y yo no.

El viernes si me acuerdo no rumbeamos, porque los muchachos se fueron a hacer la randonnée, que consiste en pasear con patines por todo París, son como con 5000 patinadores. Tengo que aprender a patinar para anotarme en esa. Yo me acosté a dormir y me despertó Claudia como a las 12 de la Noche con que se sentía mal y después como a las 2 de la mañana con que le habían salido unas ronchitas y pensaba que se iba a morir. A las 9 de la mañana se me apareció en la chambre llena de una erupción por todas partes y me asusté. El médico le había dicho que tenia varicela y ella no le creía. Llamé a Nelson, que es médico y lo confirmo: tan grandota y con lechina.

Vamos a enviar este Mail y les cuento la fiesta del sábado. Una fiesta de portugueses, jajajaja.


Luis Manuel

Nota: El ron era ron de las Antillas Francesas. De muy mala calidad comparado con el Ron Venezolano que es añejado en barricas de roble y destilado como si fuera un whisky.

lunes, noviembre 20, 2017

Voyage: ¡Que viva España! (I)

Señalando a Barcelona desde el Parc Güell

Date: Mon, 04 Jan 1999 08:01:22 PST
From: Luis Manuel Hernandez Ramos
Subject: Voyage: Que viva España!!!! (I)

¡Feliz Año!

Como ustedes saben, el fin de año lo pasé en Barcelona, España. Partimos Claudia León y yo en tren, el 25 de Diciembre a las 8:20 pm. El tren salía desde la Gare d'Austerlitz, en París, y llegaba a Barcelona-Saint a las 8 am del día siguiente. Fueron por lo tanto 12 horas encerrados y con claustrofobia en un tren.


Yo no tenía la más mínima idea de cómo era eso de tomar el tren y por lo tanto hice lo que siempre hago para enfrentar la incertidumbre: salir mucho más temprano; pero a pesar de ello llegamos casi justo a la hora de perder el tren gracias a lo pesado nuestro equipaje, o mejor dicho del equipaje de Claudia (no sé por qué las mujeres siempre llevan más equipaje del que pueden cargar). Yo además llevaba mi equipito de sonido, que era fastidioso pero resultó ser más útil. Además, como cosa rara, al perdernos, nadie nos ayudaba, no encontrábamos como preguntarle a nadie, preguntarle a los franceses y en francés suele ser una cuestión muy difícil. Afortunadamente, sin haber preguntado, el encargado de hacernos entrar al vagón nos dio amablemente las indicaciones en español. Para nuestro alivio el tren era español y por tanto se hablaba español y mandaban las costumbres españolas.
Tren Talgo, en uno de estos fue que viajamos

Aquí en Europa, la gente no puede creer que exista un país en donde no haya trenes (Venezuela) y al decirles esto se imaginan a nuestro país como el hogar de Tarzán (reafirmando sus prejuicios). Enseguida caí en cuenta de una característica que define a los trenes y que no la había mentalizado por completo: son mucho más largos que anchos. Además, cuando vi por primera vez el compartimiento en dónde me correspondería estar, me pregunté cómo íbamos a dormir cuatro personas desconocidas, con equipajes y todo allí en ese espacio tan reducido; pero rápidamente me calmé al recordar que esa fue la misma pregunta que me hice al llegar a mi habitación de 13 m2 en la Cité Universitaire.

Y por fin partió el tren. Como era ya de noche no se veía nada por las ventanas y como no había más nada que hacer, decidí acostarme a dormir. Por medida de precaución para que no me lo robaran mientras dormía, até todo el equipaje a mí con un nudo del que luego me costó deszafrar. Pero casi no dormí. Podía predecir en donde más o menos estábamos por el movimiento y la inclinación del tren. En efecto, cuando llegamos a España, el tren  empezó a moverse mucho más lento gracias al mejor estado de las vías francesas y a Francisco Franco, caudillo de España que construyó las vías de un ancho diferente para de cierta manera aislar a España.

Cuando al fin llego el amanecer, me asomé por la ventana para ver como era España, y mi primera impresión fue que era igualita a Venezuela. Esa primera impresión continuó extendiéndose hacia otros terrenos no solo geográficos sino también elementos tales como: las malas costumbres y la percepción que tienen ambas culturas de que la vida es para vivirla, eso es lo más importante.

Estación Barcelona-Sants

Por fin llegamos a Sant-Estación (no recuerdo cómo se llama) y pisé tierra Barcelonesa cual Colón pero a la inversa, o más bien como Neil Armstrong  ya que hasta pronuncié sus mismas palabras de cuando llegó a la luna.

Lo primero que buscamos fueron los cajeros automáticos, ya que no cargábamos ni una peseta. Después, el metro que nos llevaría a la casa de Haydemar. No me sorprendió ver que los cajeros automáticos tuvieran exactamente las mismas pantallas que en Venezuela, ya que los bancos españoles han comprado a muchos bancos en Venezuela.(Hasta la red de cajeros se llama 4B). Lo que me nos sorprendió fue que no sabíamos utilizar el metro en Barcelona. Yo me imaginaba que con el metro de París tenía suficiente para entender a todos los metros del mundo. A Claudia se le quedó el ticket dentro del torniquete porque lo metió en donde no había que meterlo y tuvo que llamar al encargado, quien nos atendió muy amablemente y dio con una solución improvisada que jamás se le ocurriría a un francés cabeza cuadrada: metió mi tarjeta por el hueco para que saliera la otra. Otra muchacha también nos ayudo muy sonriente y al ver tanta amabilidad enseguida capté las conclusiones más importantes de nuestro viaje a España:

1) Ya no estábamos en París.
2) Los españoles de España son igualitos a los españoles de Venezuela y por lo tanto son muy parecidos a nosotros. Había que perder por tanto el miedo a preguntar inculcado por la sociedad parisina.
3) España era como Venezuela, pero con puros Españoles (con sus ventajas y desventajas por supuesto).
4) Y la más importante de todas, y la digo enfáticamente y gritando:
¡LOS PARISINOS SON UNOS COÑOS DE MADRE ¡  (con sus excepciones, por supuesto).
5) España es de pinga, todo el mundo echa vaina y no sé si les paran bola.

Calle de Barcelona, en la zona
que bautizamos La Candelaria

Al salir del metro, en la Estación Azul Collblanc (nos perdimos primero como de costumbre), nos dimos cuenta que por donde vive Haydemar es una réplica fiel y exacta de La Candelaria: Los bares, Los comercios, las tiendas, las calzadas, todo... Posteriormente entenderíamos que en realidad toda Barcelona y probablemente toda España era La Candelaria. Mentira, todo tiene sus excepciones, también encontramos a la avenida Victoria, Puente de  Hierro (con sus ventas de repuestos y todo), Quinta Crespo. Procedimos a rebautizar las distintas zonas de Barcelona, con todo el derecho que nos otorga el hecho de que cuando los españoles fueron a Venezuela hicieron lo mismo, rebautizaron a nuestras zonas, creo que por la misma razón, Barcelona, Valencia, Mérida, Manzanares, etc., etc., etc.

Playa de Barceloneta

Nos instalamos en casa de Haydemar, al lado del Nou Camp (por mala suerte, no había juego en esos días) y salimos inmediatamente, ya que anhelábamos ver el mar. Tomamos el autobús y nos quedamos cerca del monumento a Colon. Vimos el puerto, pasamos por la Rambla de Mar hasta el Maremagnum (un enorme  centro comercial en un muelle) y cogimos por Puerto Vell hasta Barceloneta y la playa. Me senté sobre la arena (que estaba un poco fría). Como anhelaba desde hacía mucho tiempo y mirando hacia donde apuntaba Colón, me declame yo mismo el poema Azul de un coterráneo mío:

                                      Azul de aquella cumbre tan lejana
                                      hacia la cual mi pensamiento vuela
                                      bajo la paz azul de la mañana
                                      color que tantas cosas me revela
                                     
                                      Azul que del azul del cielo emana
                                      y azul de este gran mar que me consuela
                                     mientras diviso en él la ilusión vana
                                      de la vida del ala de una vela...

                                      etc, etc.

Bien sûr, no pude resistir la tentación de meter aunque sea un dedito en el Mediterráneo, así fuera invierno. No me pareció tan helado. Me puse a pensar en lo que ese mar ha significado para la humanidad...

Regresamos rápido porque Adriana debía llegar como a las 4:30, pero
antes nos comimos unos pollos en un restaurant no tan caro, estaba
sabroso. La dueña tenia evidencias fotográficas de que allí había estado
alguna vez Rocío Durcal comiendo pollo.

Después les sigo contando, no se pierdan el próximo episodio...

Los quiere…


Luis Manuel

Voyage: Reporte rápido desde Barcelona

En la Catedral de la Sagrada Familia.


Date: Sat, 26 Dec 1998 14:38:01 PST
From: Luis Manuel Hernandez Ramos
Subject: Reporte

Hola a todos. Estoy apurado, en Barcelona gozando un puyero. ¡Esta vaina
es como Venezuela!

Besos


Luis Manuel

domingo, noviembre 19, 2017

Voyage: Un fin de semana variado

Cementerio de Père Lachaise


Date: Mon, 07 Dec 1998 07:09:11 PST
From: Luis Manuel Hernandez Ramos
Subject: Voyage: Un fin de semana variado...

Voilà amigos:

Aquí estoy desde Paris, contándoles las bromas que pasan por estas
latitudes ...

El viernes en la tarde fue el cumpleaños de un chivo de aquí llamado Ciarlet. Tomé champagne de la buena (una champaña que apenas te la metes en la boca se hacen burbujas grandes que hacen cosquillas) y me fui a la Cité a comer porque a las 7 tenía un rendez-vous con Inés que se regresaba para Venezuela. Inés me dejó un pocote de corotos que me van a servir mucho (¡Gracias Inés!). Me dio mucha tristeza cuando se fue, pero bueno... C’est la vie… Cuando llegué estaba muy cansado y triste, pero los españoles me pasaron buscando para tomarnos una cervecita y fuimos a parar a Les
Champs Elysées (que ellos aún insisten en llamarles los Campos Elíseos) y estuvimos dando unas vueltas por ahí.

El sábado cuando me levanté, mi vecina Belén y Nacho, su novio, me invitaron a ir a visitar el Cementerio de Pere-Lachaise. A mí me extrañó en principio y ustedes dirán ¿a visitar un cementerio?, pero ese es un cementerio en donde hay unos muertos muy ilustres y además es muy bonito. Fuimos apuradísimos ya que ellos habían quedado en encontrarse con dos parejas ahí (por si los muertos fuimos en un grupo grande jejeje) a la 1:30. También fue con nosotros Heineken, es una alemana que se llama algo así como Heinken, pero que nosotros la llamamos Heineken como la cerveza.

Tumba de Chopin

Resulta que ese cementerio es un lugar turístico, en donde en la puerta te dan un mapa y todo de las tumbas ilustres. Visitamos unas cuantas: Chopin, Monge, Oscar Wilde, Gay-Lussac, y un pocote de tumbas con apellidos de teoremas famosos y de estaciones del metro. También estaba la de Corot, que según dicen de allí vino el coroto. ¡Había tumbas impresionantes!. Pareciera que en el siglo pasado todos los franceses que se morían eran arrechísimos: poetas, artistas, matemáticos, filósofos, científicos, generales, músicos, etc. Pero paradójicamente la tumba más solicitada, es una tumba en la que no hay un coño, nada que sobresalga, y es la tumba del rockero Jim Morrinson.  Había mucha gente tomándole fotos a esa tumba que no tenía nada, les dejan sus mensajes, lloran, dejan cassettes y hay también quien se fuma su pitico de marihuana también. Por supuesto la Police está allí muy discretamente vigilando. Me dio vaina por Chopin y los demás, tan solos y abandonados mientras que todos se morían en un cementerio por un rockstar, pero al fin, también nosotros nos tomamos una birrita por Jim y continuamos... Mi vecina Belén estaba aterrada por los muertos. ¡claro! como estamos en otoño ese cementerio se ve más tétrico aún. Supongo que allí deben filmar las películas de Drácula.

Tumba de Jim Morrinson

En la noche me invitaron a una discoteca que queda cerca del Panteón (como para seguir con la onda mortuoria y eso que ya no es Halloween). Alli, en esa discoteca tuve la oportunidad de hablar con: brasileños, alemanes, ingleses y por supuesto españoles. Como no había metro a la hora en que nos regresábamos y el Noctambus tarda mucho (pasa cada hora más o menos), nos regresamos a pie hasta la Cite (resultó como 1 hora de camino). Como yo cargaba mis botas Caterpillar de hierro pesadísimas y apretadas (resulta que las tallas europeas no son las mismas tallas venezolanas y me compré los zapatos como dos tallas menos) me hice un moradote en el talón que no me deja por ahora ponerme los zapatos de invierno y desde allí estoy pasando frío en los pies. Llegamos como a eso de las 3 de la mañana.

El domingo fui con Claudia a comer en el RestaU y después a la Embajada de Venezuela para lo de las elecciones. Cuando llegamos nos preguntaron si habíamos votado ya. Yo no pude votar porque cuando llegue a París las inscripciones en el registro electoral ya habían finalizado. Como vi a la gente de la embajada como muy interesada en que nos fuéramos, decidimos más bien quedarnos para vigilar lo de los escrutinios ya que la insistencia parecía sospechosa. Nos llamó la atención que las personas que llegaban se conocían entre ellos. Había unas mariquitas (no es por homofobia, para mí una cosa es un homosexual serio y otra una mariquita histérica) que eran las que controlaban lo del proceso de votación y que evidentemente iban a Salas Romer, y yo aunque soy imparcial políticamente le dije a Claudia: aquí hay una vaina extraña, vamos a quedarnos para el conteo de los votos. Pero siempre se nos acercaba alguien como para persuadirnos de no esperar tanto tiempo y cuando uno preguntaba la hora de cierre de la mesa para saber hasta qué hora debíamos quedarnos todos daban informaciones contradictorias.

Champs Elysées o Campos Elíseos.

Para pasar un poquito el tiempo, nos fuimos Claudia, Diego, el papá de Gabo y yo a dar una vueltica por les Champs Elysées pero sentimos al rato que debíamos devolvernos a la embajada para disgusto de las mariquitas. Cuando al fin llegó la hora, la mesa sospechosamente se metió en una encerrona y que para descartar los votos nulos. Yo les reclamé que eso debían hacerlo a puertas abiertas y obtuve una carota. Cuando empezaron los escrutinios, lamentablemente para ellos había un gentío presente.  Cuando los votos eran para Chávez, no ocultaban la cara de desagrado y como empezaron a ser muchos se les ocurrió alejar la mesa en donde enseñaban los votos como para que no viéramos y un señor fue y les reclamo. El papá de Gabo les dijo muy educadamente que por favor se acercaran y las mariquitas se arrecharon. La que  leía los votos estaba de lo más histérica y cuando alguien le reclamaba o les decía de alguna irregularidad se ponían peor aún y mandaban a callar a la gente, pero cuando hablaba un partidario o partidaria (otra marica) de Salas Romer, ahí si le hacían caso.  Imagínense la tensión que eso estaba creando. Las mariquitas decían que la mesa es la que está en capacidad de decidir si un voto es nulo o no (un abuso porque había evidentemente un sesgo). A los votos nulos les llamaban votos blancos, no se si con la intención de crear una confusión enredando luego los votos blancos con los votos nulos, y así le robaron un voto al viejo Alfaro Ucero para dárselo a Salas. Yo que era imparcial en esta contienda (no voy a ningún candidato) me enojé mucho y me sentí atropellado por esa cuerda de gentuza que obtiene cargos en nuestras representaciones diplomáticas. Eso era lo más antidemocrático que yo había visto jamás, y de manera descarada. Además, ¿porque tienen que mandar a las maricas a París?. ¡Si la vaina es así, apoyo a la revolución carajo! Al final, con el lío,  se empezaron a sacar los trapitos entre todos: que si tú eras adeco, tú eras copeyano, a ti te mando para acá Carlos Andrés, etc. A mí me daba mucha vergüenza y más que demos ese espectáculo en un país extranjero, pero hasta la reportera de Radio Francia Internacional resultó ser una copeyana, que fue a joder al loco que estaba reclamando que estaba con Chávez, pero que anteriormente era adeco.

Cuando salimos de ese infierno, nos dio la cola en carro el loco ex-adeco ese, y el papa de Gabo se anotó con él para una fiesta que había en un café latino de un venezolano por el 5ème arrondisement.

Bueno, me despido de Ud. Hasta la próxima

Luis Manuel

sábado, noviembre 18, 2017

Voyage: Influencia Cumanesa en el Mundo

Cité Internationale Universitaire de París

Date: Fri, 04 Dec 1998 05:53:09 PST
From: Luis Manuel Hernandez Ramos
Subject: Voyage: influencia Cumanesa en el mundo....

Voilà Amigos:

¿Cómo está la cosa?. Por aquí parece que está nevando, ahorita me asomo a la ventana a ver…

Ayer en la noche hubo un concierto de música latinoamericana con la coral de la Maison de México. No hubo ninguna cancioncita venezolana, la mayoría de las canciones eran colombianas. Sin embargo, me emocioné muchísimo.

La primera canción era una Argentina. Era esa que conocemos mucho que dice: “duerme, duerme negrito que tu mama está en el campo negrito, trabajando, trabajando…. “. Después, vino una colombiana, La Morra, creo que es de Escalona!, ya en ese pundo ya andaba bailando. Yo pensaba, si me ponen el “Alma Llanera” o algo asi se me caen las sous-vêtements  (el calzonzote ese que se pone uno para que no se te congelen las piernas). La tercera decía que era un joropo colombiano llamado Ay ay ay o algo así. Ustedes saben que en Colombia también hay llanos y joropo (tenían un cuatro y lo presentaron como un instrumento de Venezuela y Colombia). Imagínense como me puse cuando escuché la música: "Yo no soy de por aquí, yo soy del Manzanares, como las matas de coco y las palmas de Ocumare...".  Bueno, que yo sepa hay dos Manzanares: uno en Madrid y el otro mi Manzanares de Cumaná. El de Madrid no tiene matas de coco y el de Cumaná si. Y además Ocumare queda en Venezuela. Esa canción tiene que ser de un Cumanés que andaba por Colombia. Yo me puse que lloraba, porque el único carajo en kilómetros a la redonda de este territorio que debe ser del Manzanares como las matas de coco debo ser yo. Ese Manzanares desde Cumana fue a Colombia y de allá vino a parar aquí a París exclusivamente para regalarme otro momento mágico. Yo como que en verdad tengo brujería como dicen por ahí.
¿Vieron la influencia de Cumana en el mundo?

El Domingo invite a Claudia León a almorzar a mi castillo (mi edificio parece un castillo). Probablemente le prepare una especialidad llamada Cous-Cous que a ella le gusta mucho (salchichas con sémola de trigo y carne picante) y para Diego, su hijo, su plato preferido: Poulet Grillé aux Frites, o dicho en criollo, Pollo con papas fritas. Hay varios menús para Elegir aquí, tengo cocineros a mi disposición (en el comedor universitario). Después del almuerzo,  probablemente demos un paseíto por mis jardines, o por los parques del Montsouris que tengo al frente. Tal vez tomemos Champagne (aquí es más barata que el carajo) y brindaremos por Venezuela (si no hay un peo allá...). ¿Qué tal? ¡que vida tan dura!.

Me despido de ustedes, os saluda:

Le Prince Luis Manuel Hernández, representant de la Ville de Cumaná à Paris...


A Bientôt. 

viernes, noviembre 17, 2017

Voyage: La barrera idiomática III

Maison de l'Institut Nationial Agronomique (MINA), donde viví.


Date: Thu, 26 Nov 1998 05:24:56 PST
From: Luis Manuel Hernandez Ramos
Subject: Voyage: La Barrera Idiomatica III

Hola Amigos:

¿Cómo esta todo?.
¡Ya tengo con quien pasar Año nuevo! Me voy con Claudia León y Adriana Egea al apartamento de Haydemar en Barcelona, España. Ahora sólo me falta cuadrar Navidad. Hoy compro el pasaje....

Y a petición del público, otro episodio de: La barrera idiomática, pero ahora con una variante:  el problema idiomático surge entre: Luis Manuel que no habla español sino cumanés y mi vecina Belén, que no habla castellano sino Andaluz. La escena se produce en mi cuarto, yo llegando y se aparece Belén con una cara de muerta y me dice: (¡Imagínensela con acento andaluz por supuesto!)

B: Estoy muerta oye, esta tarde estaba en el colegio y me ha dado un
bajón terrible....

LM: ¿Qué te pasó?

B: Que me he sentido malísimo tío y me han dado ganas de volver...

LM: (Pensando: Coño a mi me dio esa misma depre el fin de semana, pero no me puse así tampoco, esta tiene cara de morirse, ¡está muy pálida!).
Yo el fin de semana andaba así mismito, debe ser por el frío, pero ya se me ha pasado.

B: ¿Tu también tenias eso? Yo he estado como muerta.  Me tuve que venir del colegio, oye, y me he tirado a la cama y es que no me he podido parar hasta ahorita, ¡y las ganas de volver que tengo!.... ¡Tengo un bajón que te cagas! ¡Terrible!

LM:(Pensando: verga, que depre más arrecha tiene esta, y eso que se va el mes que viene a España. Vamos a ayudarla, no vaya a ser que se suicide...y empieza mi discurso…)
Tranquila, que eso pasa...Aquí estamos tus amigos... y bla, bla, bla... A mí también me dan seguido ganas de volver, quisiera volver al  calorcito de mi tierra.

B: (Extrañada) ¿De qué me hablas tío?

LM: Pues, de volver a Venezuela ¿tu no quieres volver a Jaén?

B: Pues si, pero yo hablo de volver, de arrojar, de VOMITAR. Es que creo que la comida ha sentado mal y me ha dado una indigestión hombre que flipas, y el bajón es que me he sentido mal.

LM, B: RISAS

¿Qué les parece?, Si eso es con los españoles, ¿cómo será entonces con los franceses? No me quiero imaginar que cosas les habré dicho sin querer…


Los quiere...

Voyage: Paris sur Glace



Date: Tue, 24 Nov 1998 07:21:37 PST
From: Luis Manuel Hernandez Ramos

Subject: Voyage: El frío sigue...

Ca va amigos?

Aquí en esta broma el frío sigue en aumento. Ya está a menos de -8 grados centígrados y hasta ayer habían muerto 7 personas en Paris. Dicen que desde 1944 no hacia tanto frio en Noviembre (y me viene a tocar a mí, un Cumanés recién llegado).
Toda esta vaina se congeló, los árboles parecen como si un huracán los hubiera dejado sin hojas de repente. La ciudad parece Pompeya después del Vesubio, sólo que en vez de ceniza, lo que hay es hielo. Hay carros congelados por todas partes.



Esta mañana salí a -5 grados para venir a la Universidad y créanme la vaina es fría. Los labios se me parten a pesar de que me echo manteca de cacao a cada rato. ¡Y ahora es que vienen los meses más fríos!

Saludos por allá...
Escríbanme


Luis Manuel

jueves, noviembre 16, 2017

Voyage: Bajo cero...

Moi sur zero.
Yo bajo cero. 

Date: Mon, 23 Nov 1998 08:44:26 PST
From: Luis Manuel Hernandez Ramos
Subject: Voyage....: Bajo Cero

Voilà Amigos:

¡Ya esta vaina es el congelatorio! ¡Estamos bajo cero! ¿Y saben cómo es bajo cero? Pues, igualito que en el freezer. ¡Hasta el mismo humito y todo! y donde dejas agua, se congela. Casi me mato porque pisé un charquito y estaba congelado, patiné y yo no sé patinar… je, je, je. Ese era un peligro desconocido por mí en la vida...

A partir del viernes la temperatura se puso bajo cero y ya ha llegado a
-7 ° C. El lago del parque Montsouris se congeló y los patos patinan sobre hielo. Puse un vaso de agua en la ventana para probar y al ratico se me congeló. Me dio mucha lástima, Un borrachito murió ya congelado y yo no tengo idea de a qué temperatura puedo salir con los abrigos que tengo y a cúal no. ¡Y todavía falta un mes para el invierno!. Ahorita mismo hay -4°C y mi mamá me dice que en Cumaná hay muchísimo frío, 22 grados. No joda.

Este fin de semana me dio un ataque de nostalgia que casi me regreso para  Venezuela. Espero que se me pase. Hasta fui a averiguar los precios de unos perfumes para ver si puedo venderlos por allá y pagarme el pasaje. ¿Cuándo se ha visto, yo vendiendo algo? Así estoy.

Bueno, les envío muchos saludos y espero que se acuerden de mi...

Los quiere...


Luis Manuel

 Suscribirse a este Blog