sábado, febrero 28, 2009

¿Genes perfectos para el delito?

¿Genes perfectos para el delito?
Sergio Correa
Sergio Correa
BBC, Berlín

Almacenes KaDeWe
Los ladrones lograron burlar uno de los más sofisticados sistemas de alarma de Europa.

Dos gemelos acaban de ingresar separadamente a una cárcel de Berlín, luego de haber sido acusados, junto a un tercer cómplice aún no identificado, de uno de los robos más espectaculares en la historia policial alemana.

Los tres habrían sustraído más de US$7 millones en joyas en una madrugada a fines de enero en la tienda de departamentos de lujo KaDeWe, de Berlín.

Una filmación de las cámaras de seguridad de la tienda muestra a tres individuos vestidos de negro riguroso deslizándose dentro de la tienda; las primeras evaluaciones de las imágenes hechas por la policía ya habían mostrado el inusual parecido en la complexión física de dos de los tres ladrones.

Por un guante

Pocas semanas después la policía presentó a dos de los tres acusados y una prueba que se transformó en un problema: la única evidencia en su contra, el único error en un robo que hasta la policía alemana llamó perfecto, fue un guante olvidado.

Habría que analizar el genoma completo de cada uno; es un trabajo enorme y carísimo que nadie va a hacer
Rudolf Wegener, Universidad de Rostock

A partir del guante la policía obtuvo una identificación genética y el camino hacia dos hermanos, los libaneses Hassan y Abbas O. de 27 años de edad, hace largo tiempo fichados por la justicia alemana por varios delitos menores.

Pero la prueba de identificación genética, poderosa y unívoca en cualquier otro caso, para Hassan y Abbas es relativa: los dos son gemelos monocigóticos y por tanto comparten un código genético prácticamente idéntico, por eso, no se puede culpar a uno de ellos en particular.

La justicia alemana permite sacar un máximo de 12 muestras de ADN de un acusado para probar su identidad, un número insignificante para dos ADN apenas diferenciables.

Pruebas inalcanzables

"El ADN de gemelos monocigóticos es idéntico; la única forma de distinguirlos sería analizando los llamados efectos epigenéticos, cambios en el genoma que suceden a través de la vida de una persona", comentó BBC Mundo Rudolf Wegener, catedrático de Medicina Legal y profesor de Genética Forense de la Universidad de Rostock.

"Pero para eso habría que analizar el genoma completo de cada uno; es un trabajo enorme y carísimo que nadie va a hacer", concluyó Wegener.

El científico confirmó a la BBC que hasta ahora todos los delitos de gemelos univitelinos juzgados habían sido probados por otras evidencias, pero nunca por ADN, que es una prueba reconocida y usada legalmente desde la década de los años 90.

Robo de película

El robo fue espectacular: los ladrones se deslizaron del techo de los almacenes de lujo KaDeWe y, bajando por un patio central, lograron burlar todos los mecanismos de seguridad de uno de los más sofisticados sistemas de alarma de Europa, según la misma policía alemana.

Departamento de joyas de KaDeWe
El botín asciende a US$7 millones en joyas y relojes.
En un piso dedicado a marcas de lujo, en uno de los centros comerciales más lujosos del mundo, los ladrones se apropiaron de joyas y relojes.

El botín fue tan grande y su técnica de robo tan sofisticada, que los ladrones se permitieron, enfundados en trajes completamente negros, salir y volver a llenar dos veces sus sacos durante la madrugada del 25 de enero pasado.

Hasta ahora nada se sabe del tercer implicado en el robo, en el que la policía ve también el cerebro de la operación; tampoco se sabe el paradero del millonario botín.

Si no surgen más pruebas que culpen inequívocamente a uno de los hermanos, los gemelos deberán ser dejados libres según el derecho vigente
Rudolf Wegener, catedrático de Medicina Legal

La justicia alemana busca ahora denodadamente más pruebas que permitan acusar a por lo menos uno de los gemelos, mientras que los hermanos se niegan a hacer cualquier declaración.

La policía cree que si encuentra huellas dactilares, que aun en gemelos monocigóticos es distinta debido a las marcas que se producen en el transcurso de la vida, podría conseguir identificar a uno de los dos sospechosos.

"Si no surgen más pruebas que culpen inequívocamente a uno de los hermanos, los gemelos deberán ser dejados libres según el derecho vigente", comentó a BBC Mundo el profesor de medicina legal Wegener.



Publicar un comentario

 Suscribirse a este Blog