viernes, mayo 02, 2008

Botado japonés que visitó 780.000 paginas pornográficas desde el trabajo

El empleado XXX del año
Redacción BBC Mundo

Un hombre mira una página para adultos en su computadora
El empleado llegó a ver 20 páginas por minuto en su horario de trabajo.

Un solo hombre en Japón acaba de poner en riesgo la imagen de sus conciudadanos como algunos de los que más duro trabajan en todo el mundo, o al menos a los que se les requiere más horas laborales por año.

Aunque no se conoce su identidad, se sabe que la alcaldía de la ciudad de Kinokawa, en el sur del país, suspendió y degradó a uno de sus empleados no por sus pocas horas de trabajo, sino por lo que hacia en ellas.

Como dice el corresponsal de la BBC en Tokio, Chris Hogg, el hombre de 57 años, llegaba casi religiosamente "cada día a su trabajo, pero es difícil pensar que una vez en la oficina, su producción haya sido abundante".

"Una investigación concluyó que sólo en los últimos nueve meses, el empleado municipal visitó 780.000 páginas pornográficas, alcanzando su punto máximo en julio, mes en el que registró 170.000 hits", agregó Hogg.

Un virus delator

Aquellos más afectos a los números que a las debilidades del trabajador japonés, estiman que las cifras significan que en una jornada promedio llegó a visitar más de 8.000 páginas cuyo contenido es generalmente clasificado "XXX", algo así como 20 páginas por minuto.

Sindicatos japoneses protestan durante el 1º de Mayo
¿Con qué cara los sindicatos japoneses pueden pedir ahora menos horas de trabajo?
Sus hábitos laborales podrían haber continuado hasta el tiempo de su jubilación si no hubiera sido por un infortunado accidente: su computadora fue infectada por un virus informático.

Los técnicos explicaron a los supervisores que todavía no pueden entender cómo "sitios para adultos" originados en otros países pudieron atravesar los sistemas de seguridad instalados en la red de computadoras de la corporación municipal.

"Cada vez que hablamos con él sobre este hallazgo, lo único que hizo fue pedir disculpas pero nunca pudo explicar por qué hacía esto", comentó el portavoz de la alcaldía de Kinokawa, Kazuhiko Ueyama.

Agregó que las autoridades han decidido bajarle la categoría y el sueldo a pesar de haber sido inundados por llamadas telefónicas de residentes que -indignados por la noticia- piden un castigo más fuerte.

El portavoz no aclaró si la sanción incluye la provisión al atípico empleado de una nueva computadora con una pantalla de mejor calidad.




No hay comentarios.: