jueves, diciembre 10, 2015


El proceso de destrucción de la educación no es nuevo ni es azaroso. Forma parte de un plan de formación de los individuos convenientes para formar parte de un engranaje socioeconómico. Nosotros asumimos esos modelos o bien por engaño, pensando que eran parte de las tendencias más modernas de la educación, o incluso puede haber habido complicidad de los que tenían el poder. Te voy a dar un ejemplo. En los años 70's, muchos maestros aquí en Venezuela fueron enviados a hacer cursos acerca de las tendencias en la manera de aplicar exámenes y de evaluación en general. Entre esas tendencias estaba la eliminación de las preguntas cuya respuesta requerían el desarrollo de un análisis escrito y su sustitución por preguntas de selección múltiple o preguntas simples, etc. Por supuesto, este tipo de exámenes son mucho más sencillos de evaluar y permiten masificar la educación, pero en detrimento de la calidad de la educación. Te explico con un ejemplo. Si en los exámenes, en las preguntas te van a pedir fechas, por ejemplo la fecha de nacimiento de Simón Bolívar o la del descubrimiento de América, o la fecha de la firma del Acta de Independencia, eso es justo lo que vas a aprender o memorizar. No vas a estudiar el contexto, ni como se desarrolló la gesta de independencia ni más nada. Justo lo necesario para pasar el examen y tu capacidad de entendimiento se va a limitar a un conjunto de puntos en un mar de conocimiento. Un conjunto de medida cero, sin estructura. No es lo mismo a que leas, investigues, analices, sintetices y tengas un entendimiento claro de que fue lo que ocurrió y ese entendimiento te permita interpolar, extrapolar, relacionar ese acontecimiento con otros para tener un entendimiento más claro de la realidad: una ideología. La educación es desideologizante. Lo peor es que días después del examen van a confundir la fecha de nacimiento de Bolívar con la de la firma del acta de independencia. Si el conocimiento estuviese estructurado coherentemente, eso no les pasaría. Bolívar no pudo haber nacido el día de la independencia porque estuvo allí e influyó en la declaración. ¿Te has preguntado porqué tus estudiantes no pueden demostrar teoremas?. Es por eso. Ellos tienen un conjunto de puntos de información de leyes, etc. Pero no tienen sus ideas estructuradas y menos de manera consistente y lógica. Es un conjunto de medida nula. No les sirve para generar nuevo conocimiento. Si acaso pueden calcular cosas. Para eso si fueron formados. Te doy otro ejemplo. En estos días puse a mis estudiantes a realizar una multiplicación de varias cifras y todos supieron como hacerla. Luego les pregunté si sabían porqué ese algoritmo de multiplicación funcionaba y ninguno me supo responder. Y estoy seguro que la mayoría de las personas que están leyendo esto saben multiplicar, pero no saben que ese algoritmo es una manera automática de aprovechar la propiedad distributiva. Y digo automática porque por supuesto hay otras y casi siempre hay una manera diferente de aprovechar la propiedad distributiva para realizar el cálculo de una manera más fácil e incluso más eficiente. Pero nuestra educación nos limita a que siempre cuando vamos a multiplicar 19x21 hacemos (10+9)x(20+1) calculando 10x20 + 10x1 + 9x20 + 9x1= 200 + 10 + 180 + 9 = 399 que es lo que hacemos cuando aplicamos el algoritmo de la multiplicación. Pero no hacemos (20 - 1) x(20 + 1) = 20x20 + 20 - 20 -1 = 399 que es muchísimo más fácil. Además uno puede adaptar la forma de aplicar la propiedad distributiva a la que mejor se adapte a como uno sepa calcular. Eso implica pensar y en la educación es desarrollar el pensamiento. Es decir, como nos educaron para aplicar un algoritmo de manera automática y no nos enseñaron el porqué, estamos limitados a hacer siempre las cosas de la misma manera, una manera en general más difícil y menos adaptada a nosotros mismos. En estos días les enseñé eso a mis estudiantes y fue como una revelación. Quedaron boquiabiertos y hasta molestos con sus antiguos maestros y profesores.

lunes, noviembre 16, 2015

La ley del Talión Occidental.



Ojo por ojo y diente por diente. Pensaba que la civilización occidental y especialmente la francesa era lo suficientemente avanzada para superar la primitiva Ley del Talión. Sin la exactitud Babilónica además. Simple venganza desproporcionada.

Los atentados de París y la política Francesa.

Mapa de las Cruzadas.

Los lamentables atentados que sufrió París el día de ayer me han tocado sensiblemente. París es la ciudad en donde viví algunos de los mejores años de mi vida y allí viven algunos de mis mejores amigos, algunos de los cuales se encontraban bien cerca de donde ocurrieron los hechos y que ahora son victimas del miedo que infunde el terrorismo y de las privaciones que las políticas de control social que va a imponer el estado francés justificándose en el anti-terrorismo.
Por esas calles ahora bañadas en sangre anduve yo mismo hace no mucho tiempo. Paris es una ciudad que quiero mucho y Francia es un país que adoro, pero no me sumo a la respuesta automática que toma en cuenta un sólo lado de la historia.
Lamentablemente, estos atentados eran completamente predecibles. Y no sólo por la maldad de los terroristas islámicos, sino por las políticas de los gobiernos franceses hacia todo lo que significa el islam, el medio oriente y en general hacia los países árabes y poblaciones árabes y magrebíes que viven dentro de Francia. Políticas que se han convertido en políticas de estado y que no hacen más que exacerbar el odio entre culturas.
Estas culturas que están condenadas a convivir y a integrarse, porque por más que insistan en hablar de la "identidad francesa" lo cierto es que las identidades evolucionan con el tiempo y la identidad francesa tiene ya una parte musulmana que no debe seguir siendo segregada. Francia es un país con un componente cultural árabe y magrebí, de la misma manera como sus antiguas colonias y protectorados: Siria, Líbano, Argelia, Marruecos, Túnez, etc. tienen un componente cultural francés. Son 5 millones de musulmanes que viven en Francia y hacen vida en este país. Es casi el 10% de la población. Y no son sólo inmigrantes directos. Muchos de ellos son hijos y hasta nietos de inmigrantes. Ya tienen hasta 3 generaciones viviendo en Francia.
Lamentablemente en Francia, desde hace tiempo, vienen ganando terreno movimientos anti inmigrantes. Movimientos ultranacionalistas que claman por una Francia sólo para los franceses, y que me recuerdan la Alemania de Hitler y su antisemitismo. Sabemos que detrás de esos movimientos hay intereses económicos. Intereses de grupos económicos que promueven el odio y las guerras para intereses diferentes de los ciudadanos de Francia, para llenar sus propios bolsillos. Estos atentados son consecuencia de ese odio sembrado.
Lamentablemente, esa bandera de la revolución Francesa: azul, blanca y roja ha sido secuestrada por personas que promueven ideales contrarios a la libertad, igualdad y fraternidad que es el lema de Francia y que han convertido las guerras en política de estado. Por esa razón no coloco esos colores en mi foto de perfil del Facebook. Quienes gobiernan en Francia, independientemente de si son de derecha o de izquierda, no representan esos principios. Las políticas que ejecutan están más acordes con la letra de la Marsellesa, que es una letra de odio, lamentable en un himno con una de las melodías más bonitas. Espero que algún día esto cambie. Que la France vuelva a tener esos bellos principios y habrá paz.
(Himno de Francia)
¡En marcha, hijos de la Patria,
ha llegado el día de gloria!
Contra nosotros, la tiranía alza
su sangriento pendón. (bis)
¿Oís en los campos el bramido
de aquellos feroces soldados?
¡Vienen hasta vosotros a degollar
a vuestros hijos y vuestras esposas!
Estribillo
¡A las armas, ciudadanos!
¡Formad vuestros batallones!
¡Marchemos, marchemos!
¡Que una sangre impura
inunde nuestros surcos!
Segunda estrofa
¿Qué pretende esa horda de esclavos,
de traidores, de reyes conjurados?
¿Para quién son esas innobles cadenas,
esos grilletes preparados de hace tiempo? (bis)
Para nosotros, franceses, ¡ah, qué ultraje!
¡Qué transportes debe suscitar!
¡A nosotros, se atreven a intentar
reducirnos a la antigua servidumbre!
Tercera estrofa
¡Cómo, cohortes extranjeras,
harían la ley en nuestros hogares!
¡Cómo, esas falanges mercenarias,
abatirían a nuestros fieros guerreros! (bis)
¡Dios santo! Encadenadas por otras manos,
nuestras frentes se inclinarían bajo el yugo.
Unos déspotas viles serían
los dueños de nuestros destinos.
Cuarta estrofa
Temblad, tiranos, y vosotros, pérfidos,
oprobio de todos los partidos,
¡temblad! ¡Vuestros planes parricidas
recibirán por fin su merecido! (bis)
Todos son soldados para combatiros,
Si nuestros jóvenes héroes caen,
Francia produce otros,
¡listos para luchar contra vosotros!
Quinta estrofa
¡Franceses, asestad vuestros golpes
o retenedlos, magnánimos guerreros!
perdonad a esas víctimas tristes,
que a su pesar se arman contra nosotros. (bis)
¡Pero no a esos déspotas sanguinarios,
esos cómplices de Bouillé,
todos esos tigres que, despiadados,
desgarran el seno de su madre!
Sexta estrofa
¡Amor sagrado de la Patria,
conduce y sostén nuestros brazos vengadores!
¡Libertad, Libertad amada,
combate con tus defensores! (bis)
¡Que la victoria, a tus voces viriles,
acuda bajo nuestras banderas!
¡Que tus enemigos, al expirar,
vean tu triunfo y nuestra gloria!
Séptima estrofa
Entraremos en el camino
cuando nuestros mayores ya no estén aquí,
encontraremos sus cenizas
y la huella de sus virtudes. (bis)
Menos deseosos de sobrevivirles
que de compartir su tumba,
tendremos el orgullo sublime
de vengarlos o de seguirlos.

lunes, agosto 24, 2015

Claves para entender el bachaqueo, contrabando y Dólar Today: Colombia tiene productos venezolanos para 9 meses
 - www.aporrea.org
 - www.aporrea.org/actualidad/n276314.html

Juan Carlos Tanus: representante de colombianos en Venezuela
Entrevista Publicada el 10 de Julio de 2015 en www.noticiasbarquisimeto.com
“Si Venezuela cierra la frontera, Colombia tiene productos venezolanos para nueve meses”
El representante de colombianos en Venezuela, Juan Carlos Tanus (JCT) estuvo como invitado en Somos Televisión, y allí converso con el Periodista José Israel González (JIG) sobre los temas del “bachaqueo”, el contrabando de productos hacia Colombia y el manejo desde Cúcuta del llamado Dólar Today.
JIG.- ¿Qué está pasando en Venezuela que se están llevando nuestros productos?
JCT.- Bueno, la gran realidad es que hay una población en Colombia que consume los productos que llegan de contrabando del territorio venezolano. Grandes mafias logran tener una infraestructura económica, financiera y criminal en la frontera, y lógicamente articulan. Cerca de 3.500 personas se fortalecen día a día con el escenario del contrabando. Pero estos son trabajadores de 25 grandes mafias que operan en el corredor fronterizo. Hemos demostrado que no solamente los productos subsidiados son apetitosos para los contrabandistas, cualquier producto en Venezuela con la fijación empobrecida del Bolívar en la frontera va a ser llamativo. ¿Por qué? Porque resulta que mientras tenga la facultad un grupo de cambistas en Colombia de darle valor al bolívar, nunca se va acabar la posibilidad de tener los mismos pesos en Colombia
JIG:- ¿Cómo funciona esto?
En Colombia la resolución ocho del año 2000, creó la figura de las casas de cambio, que son doce estructuras fortalecidas consolidadas en Colombia, que operan con una  legislación establecida de la resolución ocho, pero además tienen el control de la superintendencia financiera, esta misma resolución creó los profesionales de la compra y venta de las divisas, llamados “cambistas”, que se constituyen como empresas a partir de hacer un oficio y una declaración en la cámara de comercio, se inscriben y ya son inmediatos cambistas.
JIG.- ¿Cómo hacen la conversión?
JCT.- La resolución ocho le dio facultades para quienes intervengan en el proceso de la compra y venta del Bolívar, sean los que fijen el valor. Entonces, hay 5 grupos económicos mafiosos vinculados al paramilitarismo en Cúcuta, que determinan todos los días antes de las 4 de la tarde cuanto va a costar el día siguiente, ¿Cómo lo hacen? Sencillo, ponemos un ejemplo de 10 mil pesos, con 10 mil pesos en Colombia se pueden comprar hoy 2 kilos de arroz, con 10 mil pesos en Venezuela, cambiados con el Bolívar empobrecido, se puede comprar aquí hasta 60 kilos de arroz.
JIG.- ¿Dónde lo compro?
JCT.-En cualquier parte, compras en San Cristóbal, en Maracaibo.
JIG.- ¿Con pesos o con Bolívares?
JCT.- No, con bolívares.
JIG.- 60 kilos de arroz, ¿Cuántos bolívares doy?
JCT.-Seria 10 mil pesos colombianos entre 6.
JIG.- ¿Dónde lo convierto?
JCT.-En Cúcuta.
JIG.- ¿Quién me da los bolívares?
JCT.-Los cambistas, que regularmente no saben de manera legal cuanto es el movimientoen bolívares, porque la legislación no les permite que se declare, no los obliga a declarar cuanto bolívar se mueve a diario.
JIG.- ¿Esa persona que cambio 10 mil pesos a bolívares, va a Venezuela y compra el arroz?
JCT.-Eso es correcto. Compra arroz, lo lleva a la frontera, luego lo pasa a Colombia, y va a vender 60 kilos de arroz a un promedio de 4.700 pesos. Ahí esta el gran negocio.
JIG.-Pero si gaste 10.000 pesos.
JCT.-Correcto, el gran secreto esta en tomar el pesos colombiano, convertir en bolívares pero con el cambio empobrecido del Bolívar, que se fija en la frontera, traer los bolívares acá, comprar cualquier producto. Mire los estudios indican que el 62% de los productos son venezolanos.
JIG.- ¿Cuándo vendo, cobro en pesos?
JCT.-Eso es correcto
JIG.- ¿Qué hago con ese peso?
JCT.-Lo vuelvo a convertir.
JIG. Ahora bien ¿Qué tiene que ver eso con el bendito DolarToday?
JCT.- Fijese, hay dos cosas importantes que debemos tener en cuenta como referencia. La primera, DolarToday hizo un acuerdo los cambistas en Cúcuta, y a partir del año 2012 lo toman como referencia para la asignación de DolarToday,
JIG.- ¿DolarToday como hace para ponerse de acuerdo con estas mafias colombianas?
JCT.-Simplemente revisan. En Colombia la tasa representativa del mercado, para efecto del dólar, la determina la superentendía financiera, esta semana tuvo un pico de 2.628, luego bajo a 2.550.
JIG.-Entonces primero verifican como está el peso?
JCT.-Primero ven cuánto vale un dólar en Colombia, que vale 2.500 pesos, esos 2.500 pesos lo dividen en cambio empobrecido del Bolívar que lo asigna una mafia, y ella le va a dar el resultado. Ustedes en sus casas lo pueden hacer, un dólar en Colombia vale 2.500 pesos,  y eso lo dividen en 6 y es el valor empobrecido del Bolívar, eso le va a dar una tendencia en Dólar Today. Este acuerdo está enmarcado dentro de una acción de guerra, porque el movimiento del Bolívar hace parte de la dinámica que tiene la guerra económica que se ha sustentado en Colombia, que lógicamente tiene un enorme impacto, y que hoy la fijación de los productos y servicios en gran parte de la frontera y hacia el interior del país, son determinados por DolarToday y el bolívar en Cucuta.
JIG.- ¿Cómo paso yo esa mercancía para Colombia y como Colombia permite que ingrese?
JCT.-Bueno digamos, de aquí para allá tiene la complacencia de las estructuras que cuidan frontera, eso no se puede desconocer, GNB y algunos otros.
JIG.- ¿Eso funciona igual para la gasolina?
JCT.-Debe funcionar igual. Donde si estamos públicamente convencidos de la participación de los organismos es la Colombia, porque usted puede revisar en los videos, la policía reconoce que detiene, que los ve pasar que convive con ellos, pero no los pueden detener, porque es parte de la economía del día a día.
JIG.-Si eso llega a Colombia quiere decir que alguien de Venezuela lo dejo pasar?
JCT.-Claro. Por una parte hay que tener en cuenta José Israel, que Cúcuta, Maicao y Arauca dejaron de recibir producto de las remesas. Cuando Venezuela corta las remesas con Colombia, Cúcuta dejo de recibir un millón quinientos mil dólares, mensuales. ¿Qué hicieron las estructuras mafiosas? Tomaron ese dinero, lo convirtieron en Bolívares y lograron hacer una socialización del bachaqueo.
JIG.- ¿Bienvenida clase social bachaquera?
JCT.- La cultura en el norte Santardeniana, la cultura Guajira, los pobladores de frontera, el tema del contrabando es una cotidianidad, porque es una forma de vida, es una forma de trabajo, siempre e incluso sociológicamente quienes lo realizan reconocen que no son contrabandistas, que ellos no violan ninguna normativa, ellos simplemente son comerciantes que comprar barato, que utilizan algunos métodos, buenos, regulares, malos, para llevar el producto y venderlo. 
JIG.- Los guajiros, hemos conocido toda la vida eso, pero no tenia influencia directa en la economía.
JCT.-Por eso insistimos en la socialización. El contrabando y el bachaqueo se dan, a partir que se producen  ingresos de las mafias, producto de las remesas. Esa acción del contrabando ya genera una estructura de orden social. Usted puede encontrar familias completas dedicadas a este proceso, hacen la cola, sacan el dinero, hacen la cola, luego lo llevan y se vende a un mayorista, hay un centro de acopio que dependiendo el tipo de producto, moviliza el transporte para la frontera. Ahora esto es una modalidad de contrabando, pero también hay otra modalidad, que es las grandes transnacionales. Con 10 mil pesos en Colombia compro dos kilos de arroz, y aquí compro 60. Al llevarlo allá, cuanto no se me va a multiplicar, cuando el día siguiente traiga el resto del dinero. Hay que multiplicar 60 unidades con el valor de compra del producto en Colombia, eso va a dar muchísimo dinero, entonces con esos recursos lógicamente el circuito del contrabando va a ser multiplicador, porque genera una cantidad circulante, claro, enorme.
JIG.- ¿Por eso quien va a querer trabajar en una empresa con una economía informal así?
JCT.- Por eso en Colombia el desempleo es altísimo.
JIG.-El desempleo formal?
JCT.-En el departamento de la Guajira, que es cuando nosotros hablamos de la socialización del bachaqueo, el 57% de su población es pobre, muy pobre, y cuando sumamos todo lo que pasa por contrabando por la guajira, se queda menos del 2% del contrabando porque además, un kilo de arroz de contrabando si se lo fuesen a vender a la población con el 50% del valor del precio en Colombia, uno diría “puede ser”, pero son 100 pesos por debajo del valor que se consigue el producto nacional o el importado legalmente por Colombia, significa que 25 grandes mafias colombianas, se llevan los recursos para otros departamentos, o incluso van a exterior para incluirse en otro tipo de negocio. 
JIG.- ¿Están identificadas estas 25 mafias colombianas?
JCT.- Sin señalar algunas aquí, hay proyecciones por departamentos, algunos grupos económicos vinculados, algunos factores políticos, vinculados a ellos, en el caso del norte de Santander, hay de a dos o tres.
JIG.- ¿EL gobierno Colombiano no hace nada?
JCT.-El gobierno lógicamente no hace nada porque debe parecer ilógico, el ministro de interior y justicia esta ligado al desarrollo político del norte de Santander. Su hermano Andrés Cristo es Senador de la república. Parte de su electorado, parte de las finanzas que se recaudan para su actividad política proviene de la economía informal, y dígame, de donde se surte, se nutre de la economía Cucuteña. ¿Cómo conseguir entonces que los productos que van para una campaña se puedan bloquear con una ley antricontrabado? O con una defensa de los grandes negocios.
JIG.-Es decir, indirectamente financiamos campañas electorales en Colombia?
JCT.-No solo campañas, hemos señalado con documentos en manos, que Venezuela mitiga los efectos que produce la ausencia de petróleo y políticas públicas en Colombia, y Venezuela sigue atendiendo el tema de la salud, de la educación, de la vivienda, de miles de colombianos que viven en este país, que le correspondería al gobierno Colombiano. Las grandes mafias financian candidaturas. Ñuna Romero es el candidato del Partido Liberal a la alcaldía de Cúcuta, fue asesor económico y de negocios del embajador Colombiano en Venezuela, Y hoy aspira a ser el alcalde de Cúcuta, pero además es el presidente de la Asociación de Cambistas, es el que preside a la estructura que empobrece a Venezuela.
JIG.- El poder político en Colombia ampara la mafia?
JCT.-El circuito esta dado por una expresión política organizada, el proceso de los cambistas, el proceso de los comerciantes, el paramilitarismo y el narcotráfico, es un círculo.
JIG.- ¿Ya desplazo ser bachaquero al tema del narcotráfico?
JCT.-Aun no, porque resulta que la fortaleza del narcotráfico no es Venezuela, son los países, en caso concreto, Estados Unidos, y hay un proceso de lavado que llega a la frontera, y lógicamente el contrabando lo que hace es lavar el dinero del narcotráfico, es decir todavía no lo va reemplazar, pudiese hacerlo en ese sector fronterizo, pero el contrabando sigue facilitando el lavado de activos por esa parte.
JIG.- ¿El dinero del bachaqueo, del contrabando sirve para lavar el dinero del narcotráfico?
JCT.-Si claro, porque yo tomo un millón de dólares, lo convierto a Bolívar empobrecido, por la maquinaria de la frontera, ya yo no soy un narcotraficante, yo soy un contrabandista de la colombianidad, que es tener estatus, que en Colombia es ser un tipo inteligente, que burla la justicia, que tiene buenas relaciones políticas, que la vida es capaz de identificar. Todavía la oligarquía no ha dado instrucciones de que tienen activa esa profesión, mientras que el tema del narcotráfico sí. Son enemigos encontrados en el poder, es una realidad que vive hoy la frontera porque los gobiernos no han querido sacar la resolución ocho del año 2000. Pastrana negoció con el bolívar la aplicación de esta resolución, un gran negocio, primero para mantener el control del bolívar, porque que ocurriría: si un migrante que ahorra 10 mil bolívares, en tres meses aquí para enviar a Colombia se lo pagaran a como el banco de la república lo paga hoy, el banco de la república en Colombia paga 219 pesos por un bolívar, eso es de manera oficial, y estos señores cambistas en la frontera le dan a ese migrante, óigase bien, 60 mil pesos por 10 mil bolívares, cuando el banco les da dos millones ciento noventa mil, el valor del bolívar en el banco de la república son 219 pesos,
JIG.- ¿Las transnacionales participan en el contrabando?
JCT.- Claro, las que producen en Venezuela. Si usted revisa lo de aquel gran contrabando, si bien hemos señalado que a partir de la eliminación de las remesas con destino Colombia hay una socialización del bachaqueo que permanece, antes de eso las trasnacionales que producen en venezuela tienen grandes movimientos al corredor fronterizo no es el bachaqueo de 100 kilos, 80 kilos 40 kilos toneladas o gandolas completas que fue el de 22 toneladas de productos; ponemos un ejemplo concreto de la Colgate- Palmolive en Colombia se ha detectado producto de la Colgate- Palmolive que en su interior del producto dice elaborado estado Carabobo y la cajita de cartón dice en Jumbo – Cali departamento valle del cauca, dice que fuese hecha aquí entonces que ocurre por las toneladas por lo que se ve en la frontera y no sólo la frontera mire los cálculos que tenemos es que en Colombia un 60% de la población, óigase bien, consume algún producto de contrabando de origen venezolano y le vamos a dar la siguiente información, en la costa norte colombiana desde la guajira hasta el departamento de córdoba producido por productos del contrabando, que si se cerrará la frontera hoy, los contrabandistas tendrían por lo menos nueve meses para sostener el stock en este corredor, por eso nosotros creemos el tema del bachaquero no es la que le da la consistencia el contrabando, ya están las trasnacionales que producen en Venezuela detrás de ella.
JIG.- Que tiene esa ley anti contrabando, y el problema que los bachaqueros en Colombia la protestan?
JCT.- Bueno, los bachaqueros en Colombia que están en contra de la ley, son las grandes estructuras que han controlado el contrabando históricamente, porque también el Presidente Santos y los autores de esta normativa, que es un sector que está enfrentado a Santos en la frontera, también pretenden con ello resolver una situación interna. Con ello aspiran a mejorar el nivel de empleo en la capital, aspiran a bajar dos puntos porcentuales el índice desempleo en Cúcuta porque resulta que la ley anti contrabando pone, como tope, 12 mil 100 dólares para calificarlo de contrabajo. Si yo tengo una que llega apostar 12 mil ciento 1 dólar, se declara contrabando, pero si muevo unos 12 mil dólares no hay contrabando.
JIG.- Es un tema de mayor interés del lado venezolano que del lado colombiano, y sin embargo no han podido?
JCT.- No, incluso yo creería que no va a ser posible si no hay intervención del gobierno colombiano, y se lleguen acuerdo entre Caracas y Bogotá para resolverlo; hay que eliminar la resolución 8 del año 2000; hay que ponerle un mayor control y no se puede determinar que un techo de contrabando tan altísimo como el que acaba de aprobar la ley. Yo creo que aquí hay que trabajar un gran acuerdo entre los dos gobiernos para controlar la frontera, ahora esto no es fácil por todo los que significa recibir entre 8 mil y 12 mil millones de dólares al año productos del contrabando en toda la frontera. Eso inhibe a cualquier presidente.


Noticia leida aproximadamente 5940 veces.
Contador actualizado cada 3 minutos

viernes, agosto 21, 2015

Respuesta a dos clichés.

estás repitiendo clichés que no tienen sentido alguno. Primeramente, las ideologías son un conjunto de ideas estructuradas que intentan explicar la realidad. Entonces si el debate no se da en función a ideologías hay tres opciones: o no hay ideas, o no hay estructura en las ideas o no te refieres a la realidad. 
En cuanto a que el modelo fracasó, hasta el momento ningún modelo sociopolítico ha tenido éxito. De haber tenido éxito algún modelo, no existirían los otros, es simple. Así como los modelos de izquierda tienen problemas que no han podido resolver, los modelos de la derecha no han podido resolver los problemas de la desigualdad, ni de la acumulación del capital, ni de la sustentabilidad, etc. La diferencia está en que al parecer a los que sostienen las ideologías de derecha esos problemas no les importan porque ellos viven muy bien y tienen a una cuerda de alienados defendiendo sus intereses personales. En cambio, la izquierda está en constante renovación. Somos críticos y autocríticos. Nunca nos gusta el estado de las cosas porque queremos siempre mejorarlas. Es verdad que a veces somos también pendejos porque como siempre la derecha se ocupa en jodernos (¿por qué será que nos tienen tanto miedo?) alguien se aprovecha de la situación y nos jode también, pero tarde o temprano terminamos implosionando. Recuerda también que los modelos socialistas son relativamente recientes. Es una construcción cultural e irá funcionando en la medida en que el ser humano aprenda a visualizar objetivos comunes. En cambio el capitalismo no es sino una expresión del egoísmo, de la anti-sinergia, y en un futuro de limitaciones de recursos naturales (recordemos que los recursos naturales son finitos) eso va a ir perdiendo sentido a medida que estos se vayan consumiendo. Así que el capitalismo es un modelo condenado al fracaso de por si.

De una a otra Venezuela: 66 años después.



"Ante los venezolanos de hoy está planteada la cuestión petrolera con un dramatismo, una intensidad y una trascendencia como nunca tuvo ninguna cuestión del pasado. Verdadera y definitiva cuestión de vida o muerte, de independencia o esclavitud, de ser o no ser. No se exagera diciendo que la pérdida de la Guerra de Independencia no hubiera sido tan grave, tan preñada de consecuencias irrectificables, como una Venezuela irremediablemente y definitivamente derrotada en la crisis petrolera.
La Venezuela por donde está pasando el aluvión deformador de esta riqueza incontrolada no tiene sino dos alternativas extremas. Utilizar sabiamente la riqueza petrolera para financiar su transformación en una nación moderna, próspera y estable en lo político, en lo económico y en lo social; o quedar, cuando el petróleo pase, como el abandonado Potosí de los españoles de la conquista, como la Cubagua que fue de las perlas y donde ya ni las aves marinas paran, como todos los sitios por donde una riqueza azarienta pasa, sin arraigar, dejándolos más pobres y más tristes que antes.
A veces me pregunto qué será de esas ciudades nuevas de lucientes casas y asfaltadas calles que se están alzando ahora en los arenales de Paraguaná, el día en que el petróleo no siga fluyendo por los oleoductos. Sin duda quedarán abandonadas, abiertas las puertas y las ventanas al viento, habitadas por alguno que otro pescador, deshaciéndose en polvo y regresando a la uniforme desnudez de la tierra. Serán ruinas rápidas, ruinas sin grandeza, que hablarán de la pequeñez, de la mezquindad, de la ceguedad de los venezolanos de hoy, a los desesperanzados y hambrientos venezolanos del mañana.
Y eso que habrá de pasar un día con los campamentos de Paraguaná o de Pedernales hay mucho riesgo, mucha trágica posibilidad de que pase con toda esta Venezuela fingida, artificial, superpuesta, que es lo único que hemos sabido construir con el petróleo. Tan transitoria es todavía, y tan amenazada está como el artificial campamento petrolero en el arenal estéril.
Esta noción es la que debe dirigir y determinar todos los actos de nuestra vida nacional. Todo cuanto hagamos o dejemos de hacer, todo cuanto intenten gobernantes o gobernados debe partir de la consideración de esa situación fundamental. Habrá que decirlo a todas horas, habría que repetirlo en toda ocasión. Todo lo que tenemos es petróleo, todo lo que disfrutamos no es sino petróleo casi nada de lo que tenemos hasta ahora puede sobrevivir al petróleo. Lo poco que pueda sobrevivir al petróleo es la única Venezuela con que podrán contar nuestros hijos.
Eso habría que convertirlo casi en una especie de ejercicio espiritual como los que los místicos usan para acercarse a Dios. Así deberíamos nosotros llenar nuestras vidas de la emoción del destino venezolano. Porque de esa convicción repetida en la escuela, en el taller, en el arte, en la plaza pública, en junta de negociantes, en el consejo del gobierno, tendría que salir la incontenible ansia de la acción. De la acción para construir en le Venezuela real y para la Venezuela real. De construir la Venezuela que pueda sobrevivir al petróleo.
Porque desgraciadamente hay una manera de construir en la Venezuela fingida que casi nada ayuda a la Venezuela real. En la Venezuela fingida están los rascacielos de Carcas. En la Venezuela real están algunas carreteras, los canales de irrigación, las terrazas de conservación dde suelos. En la Venezuela fingida están los aviones internacionales de la Aeropostal. En la Venezuela real los tractores, los arados, los silos.
Podríamos seguir enumerando así hasta el infinito. Y hasta podríamos hacer un balance un balance. El balance nos revelaría el tremendo hecho de que mucho más hemos invertido en la Venezuela fingida que en la real.
Todo lo que no puede continuar existiendo sin el petróleo está en la Venezuela fingida. En la que pudiéramos llamar la Venezuela condenada a muerte petrolera. Todo lo que pueda seguir viviendo, y acaso con más vigor, cuando el petróleo desaparezca, está en la Venezuela real.
Si aplicáramos este criterio a todo cuanto en o público y en lo privado hemos venido haciendo en los últimos treinta años, hallaríamos que muy pocas cosas no están, siquiera parcialmente, en el estéril y movedizo territorio de la Venezuela fingida.
Preguntémonos por ejemplo si podríamos, sin petróleo, mantener siquiera un semestre nuestro actual sistema educativo. ¿Tendríamos recursos, acaso, para sostener los costosos servicios y los grandes edificios suntuosos que hemos levantado? ¿Tendríamos para sostener la ciudad universitaria? ¿Tendríamos para sostener sin restricciones la gratuidad de la enseñanza desde la escuela primaria hasta la Universidad? Si nos hiciéramos con sinceridad estas preguntas tendríamos que convenir que la mayor parte de nuestro actual sistema educacional no podría sobrevivir al petróleo. Sin asomarnos, por el momento, a la más ardua cuestión, de si ese costoso y artificial sistema está encaminado a iluminar el camino para que Venezuela se salve de la crisis petrolera, está orientado hacia la creación de una nación real, y está concebido para producir los hombres que semejante empresa requiere.
Parecida cuestión podríamos plantearnos en relación con las cuestiones sanitarias. Todos esos flamantes hospitales, todos esos variados y eficientes servicios asistenciales y curativos, pueden sobrevivir al petróleo? Yo no lo creo.
La tremenda y triste verdad es que la capacidad actual de producir riquezas de la Venezuela real está infinitamente por debajo del volumen de necesidades que se ha ido creando la Venezuela artificial. Esta es escuetamente la terrible realidad, que todos parecemos empeñados en querer ignorar.
Por eso la cuestión primordial, la primera y la básica de todas las cuestiones venezolanas, la que está en la raíz de todas las otras, y la que ha de ser resuelta antes si las otras han de ser resueltas algún día, es la de ir construyendo una nación a salvo de la muerte petrolera. Una nación que haya resuelto victoriosamente su crisis petrolera que es su verdadera crisis nacional.
Hay que construir en la Venezuela real y par la Venezuela permanente y no en la Venezuela artificial y par la Venezuela transitoria. Hay que poner en la Venezuela real los hospitales, las escuelas, los servicios públicos y hasta los rascacielos, cundo la Venezuela real tenga para rascacielos De lo contrario estaremos agravando el mal de nuestra dependencia, de nuestro parasitismo, de nuestra artificialidad. Utilizar el petróleo para hacer cada día más grande y sólida la Venezuela real y más pequeña, marginal e insignificante la Venezuela artificial.
¿Quién se ocuparía de curar o educar a un condenado a muerte? ¿No sería una impertinente e inútil ocupación? Lo primero es asegurar la vida. Después vendrá la ocasión de los problemas sanitarios, educacionales. ¿De que valen los grandes hospitales y las grandes escuelas si nadie está seguro de que el día en que se acabe el petróleo no hayan de quedar tan vacíos, tan muertos, tan ruinosos, como los campamentos petroleros de Paraguaná o de Pedernales?
Lo primero es asegurar la vida de Venezuela. Saber que Venezuela, o la mayor parte de ella, ya no está condenada a morir de muerte petrolera. Hacer todo para ello. Subordinar todo a ello. Ponernos todos en ello."

De una a otra Venezuela.-

El ensayo que acabo de colocar no es nuevo. Lo escribió Arturo Uslar Pietri hace 66 años, es decir en 1949. Después de tantos años cabría preguntarnos ¿Cuál es hoy en día la Venezuela real y cuál es la artificial?.  Hoy, con la caída de los precios petroleros y las consecuencias de la guerra económica deberíamos estar visualizando la realidad de nuestra dependencia y por ende de nuestra vulnerabilidad, pero ¿estaremos aprendiendo la lección, o  habremos llegado al punto en que las necesidades de la Venezuela ficticia nos han enceguecido completamente?. ¿Será que los Venezolanos no pertenecemos ya a la Venezuela real?.




jueves, agosto 20, 2015

Ahora María Conchita Guarimbera Terrorista




Según se desprende de este video, María Conchita participa activamente en la desestabilización de Venezuela, metiéndose ahora en el tema del terrorismo con explosivos.

http://www.ultimasnoticias.com.ve/noticias/actualidad/politica/video---araminta-gonzalez-perez-venta-me-propuso-f.aspx

Por lo que vemos, ya no explota su totona para tumbar al gobierno sino que quiere explotar a otros.

Este post tan superfluo tiene como objetivo recuperar el tráfico en mi blog ya que el 90% de este proviene de otro artículo superfluo y muy criticado que cito a continuación:

María Conchita muestra su totona para tumbar a Chávez.

Perdónenme, pero estoy necesitado de dinero. Por cierto, dénle click a la Pub.

Les dejo al menos una foto a mis queridos lectores:


Una pequeña reflexión económica



La única manera de combatir la guerra económica es produciendo. Somos un país muy vulnerable económicamente porque somos un país monoproductor y monoexportador. Nuestra economía depende del flujo de divisas proveniente de la venta de un sólo producto y mientras eso no cambie seremos un país económicamente dependiente y subdesarrollado.
La dependencia económica significa también dependencia política. Para tener soberanía tenemos que aprovechar esta coyuntura para empezar a producir desde los sectores primarios de la economía para diversificarla. Para poder tener una gran patria tenemos que tener conciencia de nuestras vulnerabilidades y trabajar por corregirlas.