jueves, octubre 04, 2007

Política y ADN: coctel a la francesa

Política y ADN: coctel a la francesa
Gerardo Lissardy
Gerardo Lissardy,
BBC Mundo, París

Cámara del Senado en París
El gobierno asegura que la ley aceleraría los trámites para los extranjeros con familia en Francia.
Política y genética suelen ser una combinación polémica, y Francia está probando un sorbo de ese coctel en estos días.

Un proyecto de ley promovido por el presidente Nicolas Sarkozy para hacer exámenes de ADN a inmigrantes que quieran vivir en Francia avanza hacia su aprobación en medio de una fuerte controversia.

El gobierno asegura que la iniciativa permitirá acelerar los trámites para que los extranjeros que tienen familiares directos en Francia puedan venir al país a vivir con ellos, pero los críticos advierten que la medida es discriminatoria y peligrosa.

"Esta política trata de biología y de sangre, y en Francia tenemos una tradición muy hostil a todo lo que introduce en la vida publica este tipo de practica", explicó Michael Wieviorka, un francés que preside la Asociación Internacional de Sociología, en dialogo con BBC Mundo.

Agregó que "los franceses no aceptan fácilmente la 'biologización' de la vida publica, ese es el problema, y eso vale a la derecha como a la izquierda".

Prueba sorteada

Prueba de ADN
Sarkozy prometió durante la campaña electoral aumentar los controles a los indocumentados.

Pese a las resistencias de de opositores, grupos sociales, religiosos y hasta dirigentes de su partido, Sarkozy logró que la propuesta sorteara una etapa crucial en la madrugada del jueves, cuando Senado francés adoptó una enmienda al proyecto para evitar su naufragio.

Está previsto que el Senado vote en la noche del jueves para el viernes el proyecto de ley sobre inmigración que, de ser aprobado, pasaría a una comisión legislativa para armonizar la nueva versión con la ratificada antes por los diputados.

Sarkozy prometió durante la campaña electoral aumentar los controles sobre la inmigración indocumentada, algo que cuenta con el apoyo de la mayoría de la sociedad francesa según las encuestas.

Modificaciones

El proyecto del Senado aún autoriza los exámenes de ADN a los extranjeros que busquen el reagrupamiento familiar en Francia, para demostrar su vínculo biológico con parientes que ya están en el país, pero con determinadas condiciones.

Los franceses no aceptan fácilmente la 'biologización' de la vida publica, ese es el problema, y eso vale a la derecha como a la izquierda
Michael Wieviorka

Una de ellas es que las pruebas sean reclamadas por un magistrado y no por los diplomáticos franceses en el extranjero, como se preveía inicialmente.

Además, los exámenes genéticos podrán realizarse sólo a las madres, para evitar contiendas por razones de paternidad (en caso de que un hombre descubra que no es el padre biológico de su hijo).

El gobierno también aceptó que el Estado francés asuma el costo de los análisis genéticos, demasiado elevado para buena parte de los extranjeros que aspiran a vivir en Francia.

Para calmar las críticas, el primer ministro Francois Fillon afirmó que ya hay 12 países europeos que utilizan análisis de ADN para resolver casos de inmigración.

Críticas

Manifestantes protestan contra el proyecto de ley
Algunos grupos sostienen que la ley afectaría las libertades individuales.

Sin embargo, las críticas están lejos de acallarse.

Este mismo jueves, el Comité Consultivo Nacional de Ética (CCNE) manifestó diversas inquietudes ante la iniciativa y advirtió que someter sólo a los extranjeros a análisis de ADN entra "en contradicción con espíritu de la ley" francesa y podría afectar "libertades individuales".

Paralelamente, la organización no gubernamental SOS Racismo y el semanario Charlie Hebdo lanzaron este miércoles una petición en internet contra las pruebas de ADN que según los organizadores ha recibido mas de 56.000 firmas.

Entre los primeros signatarios figura el ex primer ministro Dominique de Villepin, del mismo partido que Sarkozy, así como dirigentes socialistas, actores, futbolistas y el experto en genética Axel Kahn.

La Liga Internacional Contra el Racismo y el Antisemitismo (LICRA) advirtió por su parte que, si bien otros países europeos utilizan análisis de ADN para casos de inmigración, estos no están reclamados por ley y se limitan a casos excepcionales.



Publicar un comentario

 Suscribirse a este Blog