martes, febrero 05, 2008

Francia presenta su tren hiperveloz

Francia presenta su tren hiperveloz
Nicolas Sarkozy presenta el flamante TAV francés
Sarkozy recordó que la salud de la industria es tan importante para los países ricos como para los pobres.
Francia presentó su nuevo tren de alta velocidad fabricado por el gigante de ingeniería Alstom, y el presidente Nicolas Sarkozy no se perdió el lanzamiento.

El AGV (o vehículo de alta velocidad, en francés) viajará a unos 360km/h, impulsado por motores ubicados debajo de cada uno de los vagones, explicó la empresa.

La ausencia de locomotoras a cada uno de los extremos le permite transportar más pasajeros a la vez.

Alstom ha comparado el AGV -sucesor de su TGV- con el mayor avión de pasajeros del mundo, el Airbus A380, en términos de importancia e innovación.

"Que estemos hoy aquí es testimonio del coraje de Alstom, que durante las peores épocas decidió no sacrificar su presupuesto de investigación y desarrollo", dijo Sarkozy en su discurso, en el centro de pruebas de la empresa, en La Rochelle.

En 2004, Sarkozy, por entonces ministro de Finanzas, intervino para salvar a Alstom mediante una privatización parcial de la firma y el bloqueo de su compra por parte de la alemana Siemens, que se proponía desmembrar al gigante tecnológico francés.

"Necesitamos hacer llegar un mensaje muy simple a la gente: la industria no está acabada, la industria es tan crucial para la economía de un país rico como lo es para un país en desarrollo", dijo el mandatario en el acto de lanzamiento.

Récord mundial

El nuevo tren AGV recorrerá unos mil kilómetros en tres horas, lo que supone "una nueva etapa en la competencia con las aerolíneas", dijo el jefe de la junta directiva de Alstom, Patrick Kron, en la ceremonia.

Nicolas Sarkozy al volante del TAV francés
El flamante TGV recorrerá unos mil kilómetros en tres horas, lo que adelgaza la diferencia con el avión.

Con un motor debajo de cada vagón, el AGV se diferencia del TGV puesto que éste obtenía su impulso de la locomotora delantera o la posterior.

Además, fue construido utilizando capitales propios de Alstom, que no es una empresa conjunta con ningún ente estatal, como lo era el TGV.

La velocidad máxima del TGV era 320km/h, pero un TGV modificado alcanzó el récord de los trenes sobre rieles convencionales al rozar los 574,8 km/h el pasado abril.

Los nuevos motores del AGV son más eficientes desde el punto de vista energético. Además, su diseño de unidades múltiples permite cargar más pasajeros, asegura la empresa.

Por otro lado, reduce los costos de mantenimiento.

La operadora italiana NTV ya encargó 25 trenes AGV, y se espera que los ponga sobre rieles para 2011.

Redacción BBC Mundo

Gráfica
La potencia se distribuye a lo largo del tren en los coches de las ruedas o "bogies", en vez de concentrarse en la locomotora delantera y posterior.
La distribución de la potencia libera cerca del 20% del espacio, que puede destinarse a más pasajeros. El AGV puede transportar entre 300 y 700 personas sentadas.
El AGV pesa menos que sus rivales, lo que reduce su consumo energético. De hecho, consume un 30% menos que el TGV.


Publicar un comentario

 Suscribirse a este Blog