martes, abril 22, 2008

Desaparecido el cura volador en Brasil

Brasil busca al cura volador
Redacción BBC Mundo

Imagen tomada del video en que se ve al padre Adelir despegar a las alturas (20 Abril 08)
Necesito entrar en contacto con la tripulación en tierra para que me enseñen cómo usar este dispositivo rastreador GPS. Es la única manera en que podré transmitir mis coordenadas de latitud y longitud para que sepan dónde estoy
Padre Adelir Antonio de Carli
En Brasil, un sacerdote católico se perdió en el mar cuando intentaba batir un récord de vuelo con un millar de globos de colores.

Este martes, luego un día de extravío, se intensificó la búsqueda del reverendo con aeronaves y barcos.

"Puede estar vivo"

El padre Adelir Antonio de Carli, de 42 años, emprendió el vuelo la tarde del domingo, luego de oficiar misa, en la ciudad porteña de Paranaguá, del estado sureño de Paraná.

El padre de Carli buscaba marcar un récord de 19 horas de permanencia en el aire sólo sostenido por globos de fiesta inflados con helio.

El corresponsal de la BBC en San Pablo Tim Hirsch informa que, con esta hazaña, el sacerdote quería llamar la atención sobre su trabajo de caridad con camioneros brasileños que atraviesan momentos de necesidad.

Su plan era dirigirse al oeste de Paraná, tierra adentro, pero las corrientes de viento lo alejaron hacia el sur, mar adentro.

El último contacto con el sacerdote fue a las 19:40 hora local del domingo, unas siete horas después de comenzar su aventura.

Con experiencia

El padre Adalir habla con un periodista momentos antes del despegue
El padre Adalir es un experimentado piloto.
El sacerdote, un experimentado piloto, se hallaba equipado con un paracaídas, ropa térmica, así como teléfono y localizador satelital GPS. Viajaba en una silla inflable atada a los globos, con provisiones de agua, barras de cereal y cápsulas energéticas.

Desde el aire, el padre Adelir pudo entrar en contacto telefónico para pedir ayuda con su dispositivo GPS:

"Necesito entrar en contacto con la tripulación en tierra para que me enseñen cómo usar este dispositivo rastreador GPS. Es la única manera en que podré transmitir mis coordenadas de latitud y longitud para que sepan dónde estoy", fue la comunicación del padre.

Los equipos de rescate informaron que localizaron algunos de los coloridos globos a unos 50 kilómetros de la costa, pero no hay señales del sacerdote.

El padre había llamado para decir que las baterías de su teléfono se estaban terminando.

La búsqueda continúa.




No hay comentarios.: