viernes, abril 04, 2008

FARC descarta más "gestos de paz"

FARC descarta más "gestos de paz"
Redacción BBC Mundo

Rodrigo Granda
Granda asegura en el comunicado que ahora "serán más exigentes".
Representantes de las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) dieron a conocer en un artículo que descartan por ahora nuevas iniciativas de paz, con lo que se complica una eventual liberación unilateral de la ex candidata presidencial Ingrid Betancourt.

El escrito, dado a conocer en el sitio de internet de la Agencia Bolivariana de Prensa (ABP), que previamente ha publicado artículos y comunicados de las FARC, el llamado canciller de esa organización, Rodrigo Granda, y el líder del bloque Caribe, Jesús Santrich, afirman que "no es admisible que nos pidan más gestos de paz".

"Después de tantas pruebas fehacientes de nuestra voluntad política por encontrar salidas al conflicto, se nos responde con infamias y maleficencia", agrega.

Se refieren a las liberaciones unilaterales de seis rehenes, entre ellos la ex compañera de fórmula de Betancourt, Clara Rojas, gestos que fueron resultado de la mediación del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, y la senadora colombiana Piedad Córdoba.

Tras la operación militar que dio muerte al segundo de las FARC, Raúl Reyes, aparentemente se ha perdido contacto directo con los negociadores del grupo armado, ya que el guerrillero muerto era considerado clave en estos avances.

Sólo el canje

Alvaro Uribe
Uribe sigue opuesto a una zona de despeje para el intercambio humanitario.
La publicación del artículo coincide con la visita a Bogotá de una misión humanitaria encabezada por Francia para intentar asistir a Betancourt, quien al parecer tiene problemas de salud.

"Sólo como consecuencia de un canje de prisioneros saldrán libres quienes están cautivos en nuestros campamentos", agrega el escrito, que insiste nuevamente en esa fórmula, que entre otras cosas, incluye la desmilitarización de dos municipios en el suroeste del país.

"No habrá encuentro gobierno-guerrilla, por ejemplo, sin la existencia de una zona de despeje", dice.

Además, en el artículo que en cualquier nueva iniciativa de paz habrá más exigencias, "sólo nos valdrán nuestras propias garantías", señala.

Granda y Santrich justifican esta nueva posición al asegurar que la muerte de Raúl Reyes se dio "en la búsqueda de los contactos para la paz" y no "en el desenvolvimiento de la confrontación".

No al despeje

Jet francés.
Este jueves llegó a Bogotá un avión francés para intentar asistir a Ingrid Betancourt.

El pasado 28 de marzo, el gobierno colombiano anunció que suspendería de inmediato las condenas a cientos de guerrilleros presos si las FARC liberan a los secuestrados, en especial a Ingrid Betancourt

De hecho, el comisionado de paz colombiano, Luis Carlos Restrepo, dijo que "basta la liberación de Ingrid Betancourt para nosotros considerar que el acuerdo humanitario se ha realizado y en tal sentido aplicar suspensión condicional de la pena".

Sin embargo, el gobierno de Uribe ha dicho en más de una oportunidad que una zona de despeje no dará resultados concretos y ha puesto como ejemplo el fracaso de las gestiones de paz durante el gobierno de Andrés Pastrana, quien permitió un área desmilitarizada del tamaño de Suiza, ubicada en los departamentos del Caquetá y Meta.

Para Uribe no sólo no hubo intercambio humanitario, sino que según él la zona permitió al grupo rebelde fortalecerse militarmente y seguir con actividades ilícitas como el secuestro y el narcotráfico.

"Mi madre puede morir"

Como alternativa, el gobierno plantea un área de encuentro que sería mucho más reducida y donde habría una supervisión internacional bajo la condición de que los rebeldes no estén armados.

En esa fórmula, la iglesia católica participaría como ente mediador.

Rodrigo Granda

El artículo en el que aparecen las apreciaciones de Rodrigo Granda, más que un comunicado es un homenaje a Raúl Reyes, quien murió el 1 de marzo durante un ataque militar colombiano contra un campamento de las FARC en Ecuador.

Cabe recordar que Granda fue liberado en 2007 por orden de Álvaro Uribe como un gesto unilateral que buscaba impulsar el acuerdo humanitario.

Según Hernando Salazar, colaborador de la BBC en Colombia, de los 150 guerrilleros de las FARC que el gobierno colombiano ha liberado unilateralmente, a Granda fue al único que no se le exigió el compromiso de no volver a las armas.

Según reveló después Uribe, liberó a Granda sin condiciones por petición expresa del presidente Francés Nicolas Sarkozy.

El llamado "canciller de las FARC" había sido capturado en enero de 2005, en un hecho que generó un incidente diplomático entre Bogotá y Caracas, pues supuestamente fue detenido de manera ilegal en Venezuela y llevado a Colombia.

Después de su liberación sirvió de enlace entre las FARC y Hugo Chávez, durante el período que el mandatario venezolano fungió como mediador para buscar un canje humanitario.

Esa mediación fue abruptamente suspendida por Álvaro Uribe, lo que generó otro incidente diplomático entre los dos países.



Publicar un comentario

 Suscribirse a este Blog