martes, noviembre 20, 2007

Terapia de auto-tortura Escuálida. ¿Adictos a la arrechera?



Acabo de recibir este video de una amiga, ultra-requete-escualida. Se titula, los bola-jala, y es simplemente una colección de fotos de personajes públicos que todo el mundo sabe que están vinculados con el chavismo. El video viene amenizado con música criolla.

Ahora, quisiera entender cual es el objetivo de la difusión del video. Ya todos sabemos que esta gente es Chavista, o por lo menos que no son oposicionistas radicales. ¿Se trata de un tipo especial de terapia que tiene como base fundamental la arrechera?. Es decir, tanta arrechera que han pasado en los casi 9 años del gobierno de Chávez, que ¿ya se hicieron adictos a la arrechera y necesitan proyectarse fotos de los chavistas con fondo musical de joropo?. La verdad es que nunca he entendido a estos oposicionistas...

Claro, si es así, ya le veo el sentido de hacer guarimbas para trancarse ellos mismo en sus calles, prenderle fuego a sus casas, etc, etc. Lo que quieren es pasar arrecheras ellos mismos. Un masoquismo, pues.

Y ahora que tienen el chance de ganarle una elección a Chávez este Diciembre, seguro que van a llamar a la abstención. Es la única manera de seguir pasando arrecheras. Ya entiendo porque la oposición es tan torpe!: Son arrechero-adictos...


1 comentario:

Vicente dijo...

Es un mecanismo de compensación que ya hemos comentado. El razonamiento es: como me parece completamente ilógico que alguien apoye a Chávez (porque soy completamente miope y no tengo la más mínima capacidad de entender o imaginar cómo puede haber afectado positivamente ciertos sectores, aunque no el mío particular), tengo que inventar justificaciones para explicar por qué hay gente que lo sigue. Algunos son arribistas, arrimados, etc., y eso permite hacer generalizaciones ridículas del tipo, los pobres votan por Chávez porque están comprados con misiones, mercales, etc.
Sin embargo, es obvio que hay gente despreciable y arrimada al chavismo, igual que en todo país pseudo-democrático. Pero reducir toda la política venezolana a esa banda de mediocres es como reducir toda la oposición a la derecha dura. De qué sirve, nadie sabe, es alivio y sentirse que se tiene razón.
Al contrario de ti, yo no creo que el “no” pueda ganar en diciembre. Hay demasiados factores déjà vu: Unas encuestas hablando de empates y porcentajes ínfimos, publicidad sin información y propaganda valurda (“vota por amor”, “vota por Chávez”, etc.). No creo que si Chávez pudiese perder, andaría dando vueltas por Irán y Francia. La oposición siempre ha subestimado a Chávez, pero de verdad que habría que ser un loco para estar en su posición, ver que se va perdiendo en las encuestas, e irse. Algo tiene bajo la manga…