sábado, noviembre 24, 2007

Según Chávez, uno no tiene derecho a disentir, no se tiene derecho a tener opinión propia distinta a la de él

EL PRIMER MANDATARIO NACIONAL ASEGURÓ QUE NO RETROCEDERÁ EN SU PLANTEAMIENTO DE LA REELECCIÓN INDEFINIDA

"Si no se aprueba el proyecto pensaremos en mi sustituto" El presidente Chávez advirtió que quien vote No es un traidor Hay que hacer un gran esfuerzo y preparar la maquinaria, dijo

PAULA RAMÓN

El Jefe de Estado habló en el Poliedro. PRENSA MIRAFLORES

Caracas. Herejes y traidores fueron dos de los calificativos que usó el presidente Hugo Chávez para estigmatizar a quienes no respalden en las urnas su propuesta de reforma.

"El que apoya de verdad a Chávez tiene que votar por el Sí", dijo para aclarar que quien está con él no puede estar pensando en votar No.

El Presidente estuvo en el Poliedro de Caracas en un acto con representantes de organizaciones sociales.

Reconoció que de la modificación a la Carta Magna no depende su continuidad en Miraflores, pero advirtió que de no resultar aprobada el 2 de diciembre, "tendremos que ir pensando en quién deberá sustituirme, tendré que ir haciendo mis planes", porque en el año 2012 habrá elecciones y ya faltan 5 años. "Tenemos que ir pensando quién me va a relevar a mí, porque yo tendría que irme".

"Si fuera por mí yo estaría sacando mis cuentas, tengo tiempo de volver a la vida", reflexionó, pero subrayó que no retrocederá en su petición de reelección indefinida aunque sea su sentencia de muerte, porque "a estas alturas no me importa nada, amo a mi familia tanto como al pueblo".

Completó que si no se le da el visto bueno a la reforma, al día siguiente tendría que "entrar en profundas reflexiones" y empezar a prepararse para ver "quién va a asumir el timón cuando me toque irme".

"Yo creo que se va a aprobar, pero hay que hacer un gran esfuerzo todos estos días y preparar la gran maquinaria para movilizar a todos en cada esquina y cada pueblo", agregó.

Cardenal "burgués". Al final de la tarde, en una concentración por el Sí en el estadio Agustín Tovar de la ciudad de Barinas, Chávez proclamó: "Yo confío en que vamos a ganar, pero la victoria tenemos que trabajarla, tenemos que construirla hasta el último segundo". Instó a los venezolanos a estar atentos a "los planes violentos" de los sectores antichavistas.

En la noche, al asistir al programa La Hojilla por VTV, Chávez disertó sobre los aspectos más relevantes de su propuesta.

Entre otros temas, acusó a "la élite de la iglesia católica venezolana, derechista y politiquera", de mentir "descaradamente" sobre su propuesta de reforma constitucional. Calificó al cardenal Jorge Urosa Savino de "burgués capitalista" y al rector de la Universidad Católica, el padre Luis Ugalde, de "fascista".




Publicar un comentario

 Suscribirse a este Blog