jueves, noviembre 08, 2007

Deformación profesional y los sucesos de la UCV






Un astrónomo, un físico y un matemático que estaban viajando en un tren por Escocia vieron por la ventanilla una oveja negra en medio de un campo. "Qué interesante" dijo el astrónomo, "todas las ovejas escocesas son negras". Al oírlo, el físico respondió. "¡No !, algunas ovejas escocesas son negras". Al oír lo que decían, el matemático dijo con cara de reproche "En Escocia hay al menos un campo que contiene al menos una oveja, que tiene al menos un lado negro".

Este viejo chiste retrata muy bien mi posición respecto a los sucesos de la UCV. En esto, no puedo negar que tengo la misma tara profesional del matemático del chiste, pero en estos tiempos en donde la verdad es la primera victima, pienso que a todos nos hace falta un poquito de esa tara.
Me parece francamente ridículo que los de un bando solo vean Globovisión y reciten la versión de ese canal, aunque las mismas imágenes que ellos muestran los desmientan. Igual reclamo hago para los talibanes del otro bando. ¿Porqué quedarse con una sola versión, cuando la versión opuesta está a solo un click?. ¿Es que no saben que ambas informaciones están parcializadas?. ¿O es que prefieren quedarse cada quien con su propia versión?. ¿No se están engañando ellos mismos?. Si se está interesado en la verdad, la mejor aproximación que se puede hacer requiere la mayor cantidad de versiones posibles. Despues viene el proceso de Data Minning, hay que extraer la información de mayor verosimilitud del hecho examinado. Por supuesto, siempre hay datos que faltan. Por ejemplo, creo que nunca podré saber quien empezó la violencia. No solo porque no dispongo de imágenes de ese momento, sino porque si las tuviera es difícil determinar que efectivamente no hubo otra escaramuza violencia anterior. Es como el lío entre Tutsis y Hutus.
De lo que si tengo bastantes imágenes, es de un poco de chamos en una actitud bastante agresiva, lanzando piedras, palos y todo lo que encontraban a la Escuela de Sociología de mi muy queridísima UCV, Patrimonio de la Humanidad. Estas imágenes las ví tanto por Globovisión, como por los medios del estado. En los medios del estado decían que estos chamos violentos eran anti-chavistas de otras universidades distintas de la UCV, y en Globovisión no aclaraban exactamente de quienes se trataban, aunque había cierto manejo tendencioso a hacer creer que eran Chavistas manifestando. Luego, en la noche, un dirigente estudiantil de la oposición reconoció que eran los estudiantes opositores enardecidos porque los chavistas los habían agredido. Creo que sobre eso no hay dudas. Los estudiantes que estaban desde afuera destrozando la Escuela de Trabajo Social eran hordas opositoras. Lo de hordas no es un simple calificativo, era el comportamiento que mostraban, y tengo que reconocer que me indignó mucho ver a esas horas destruyendo las instalaciones de mi queridísima Universidad, Patrimonio de la Humanidad. Además algunos venían preparados con mascaras y escudos como si hubiesen sabido de antemano que iba a haber violencia.
Creo que tampoco voy a saber bien lo que estaba pasando dentro de la Escuela de Trabajo Social. Los medios opositores dicen que adentro había Chavistas que tenían secuestradas a las personas que nada tenían que ver con el asunto, y los medios chavistas decían que adentro habían chavistas inocentes y gente inocente que no tenía que ver en nada con el asunto presas ante el asedio opositor. Me parece que había gente inocente allí dentro, aunque no se si estaban secuestradas o presas.
Evidentemente las autoridades Universitarias no quisieron, o no estaban en capacidad de impedir los hechos de violencia que allí estaban ocurriendo. No se que tiene que ver la autonomía universitaria con que las mismas autoridades permitan a las fuerzas del orden público controlar la violencia. La policía no puede entrar a mi casa sin una orden judicial. Pero si yo veo que adentro hay unos vándalos destrozando mi casa, yo mismo llamo a la policía. Es lo mismo. ¿No?.
No tengo pruebas, pero me parece que los chavistas estaban mas interesados salvaguardar a la gente que estaba dentro de la Escuela de Trabajo Social que los opositores. Tal vez por cuestión de afinidad ideológica con algunos de los que estaban allí dentro. Sin embargo, lo cierto es que no se quizo allanar nuestra máxima casa de estudios y en un muy buen intento de rescatar a los rehenes y/o asediados se presentaron los Bomberos, al mando del omnipresente General Rivero. La actuación de Rivero se ganó incluso el corazón de Leopoldo Castillo, sin embargo no logró detener la violencia. Supongo que adentro la situación debió ser desesperante.
En eso, tan tan ta ta tan tan (Musiquita de Globovisión), se aparecieron los personajes mas controversiales de la noche. Desde lo lejos se divisaron unas motos con gente armada y enchaquetada. Su plan era seguramente amedrentar a los que estaban allí fuera o dentro, o sino salir por televisión armados para demostrar la existencia de las legendarias bandas armadas, porque sino no se explica que estuvieran todo el tiempo mostrando la pistola. Aparentemente las pistolas eran de verdad, porque hubo varios heridos de bala ( a menos que hayan sido heridos por gente de la oposición).
Globovisión quizo hacer creer que esas bandas armadas eran las generadoras iniciales de la violencia. Es cierto que participaron en la violencia, pero incluso en la cámara de Globovisión, mientras los narradores decían lo contrario, esas bandas hicieron la labor de un grupo Swat que venía al rescate de los que estaban dentro del edificio de Trabajo Social. Es cierto que estaban armados y que son bandas armadas, que en ese momento, pistola en mano estaban cubriendo la salida de la gente del edificio de Trabajo Social. Y se veía gente saliendo que no parecía tener nada que ver con chavistas violentos. Los mas controversiales de la noche, pueden ser vistos como los héroes salvadores de los que estaban allí dentro. Sin embargo, en la noche, algunos de ellos fueron al programa de Vanessa Davies y en vez de presentarse como héroes, se presentaron como victimas, y no hablaron para nada de su papel de rescatadores, ni que habían tenido que venir armados para evitar que los de adentro se asfixiaran. Se presentaron como simples estudiantes victimas de los palos y piedras. Globovisión no les perdonó esa pequeña omisión y dejó claro y para que no quedaran dudas en la posteridad, que existen estudiantes chavistas que actuan como bandas armadas.

Agradezco a mis lectores que me envíen toda información que pueda ser útil para la reconstrucción de estos hechos. Bien sea para aportar cosas nuevas, como para refutar o apoyar las cosas que aquí se escribieron. Que sea la verdad la que se imponga. Es lo que mas necesitamos. ¿No?




Publicar un comentario

 Suscribirse a este Blog