domingo, septiembre 09, 2007

Efectivamente: Fue un Godo Racista quien no dejó entrar a Gurrufío a Canarias

Tomado de: Aporrea.org
Los cuatro músicos venezolanos del Ensamble Gurrufío que llegaron al aeropuerto de Tenerife Norte invitados al XXIX Festival Sabandeño fueron deportados por las autoridades españolas a pesar de tener sus pasajes de regreso cerrados para este domingo día 9, según informa la revista digital San Borondón.

Un evento cultural patrocinado por el gobierno colonial, el Cabildo de Tenerife y el Ayuntamiento de La Laguna, empañado por la interpretación que hizo la policía nacional española de la nueva Ley de Inmigración, en vigor desde el pasado mes de mayo, que afecta a los ciudadanos de origen venezolano.

De vuelta a Venezuela cuatro de los músicos más importantes de Venezuela que venían a actuar este sábado en el XXIX Festival Sabandeño. Llegaron a las 08:00 de la mañana del sábado al aeropuerto de Tenerife Norte, pero fueron deportados y obligados a subir al avión que despegaba de Los Rodeos a las 11:00h.

San Borondón informa que la causa ha sido un joven asturiano, agente de la policía nacional en la Comisaría del Aeropuerto, que obvió que los cuatro músicos tenían su pasaje de regreso a Venezuela cerrado vía Madrid con salida de Tenerife este mismo domingo día 9 e ignora sus afirmaciones de venir invitados a actuar en el Festival Sabandeño.

El joven policía dijo literalmente "desconocer quiénes eran Los Sabandeños y si eran o no más importantes que Pepe Benavente, porque yo no soy de aquí, soy asturiano".

Este agente interpretó y ejecutó la nueva Ley de Inmigración de 10 de mayo 2007: BOE NÚM 113, páginas 20390-20394, dirigida a "extranjeros que pretendan acceder al territorio nacional por motivos de carácter turístico o privado", que exige que un particular le entregue previamente a la policía un impreso cumplimentado, que garantice todos los gastos de alojamiento de esos ciudadanos.

El joven agente asturiano, que informado de la trascendencia de deportar al Ensamble Gurrufío, rechazó la validez del documento formal con la invitación de Los Sabandeños que mostraba el prestigioso grupo venezolano "porque podía haber sido redactada por cualquiera".

No quiso reconocer el hecho constatable de tener los pasajes de regreso cerrados para el domingo 9. No atendió al hecho de que se hubiesen personado en la Comisaría de Los Rodeos cuatro personas (de Los Sabandeños, del Centro de la Cultura Popular Canaria y el representante en España del grupo), ni a que se le mostrara el cartel anunciador del Festival con los emblemas de los organismos públicos...

Las múltiples gestiones realizadas por esas personas con distintos responsables del cuerpo nacional de Policía no tuvieron efecto alguno y los cuatro músicos fueron obligados a retornar a Caracas, después de haber estado dos horas detenidos en las estrechas dependencias de la Comisaría.

Uno de los fundadores de Los Sabandeños, Juan Díaz, que estuvo en el lugar tratando de buscar alguna solución, declaraba su estupor y su disgusto por el tratamiento inhumano recibido por los cuatro músicos venezolanos: "se les trató como delincuentes y no se nos dio ninguna oportunidad para parar este lamentable e insólito episodio".

También denunció la nula disposición al diálogo y a buscar vías de solución al problema, por parte de los dos jóvenes agentes de la policía: "Éste no es sino un ejemplo más de cómo se trata a una colonia".


ENSAMBLE GURRUFÍO

Ensamble Gurrufío (Venezuela, 1984) ha dimensionado el acervo musical de su pueblo con una obra difícilmente equiparable, una propuesta estética y escénica abierta a lo espontáneo, en la que sobresale el virtuosismo de sus integrantes.

Gurrufío Chamber Ensemble es el nombre con el que Cristóbal Soto en la mandolina; Luis Julio Toro en la flauta y Asdrúbal "Cheo" Hurtado en el cuatro, guitarra y bandola, bautizan el naciente proyecto al que pronto se integra Jesús González en el contrabajo, quien permanece poco tiempo en el grupo.

En 1989 se vincula a este trío el contrabajista David Peña, y en 1998, otro brillante músico: Juan Ernesto Laya en las maracas, sustituyendo a Cristóbal Soto. El oboísta Jaime Martínez estuvo entre 2000 y 2003.

Sus primeras giras internacionales se producen en 1991 por diversas ciudades de Japón, Brasil y Estados Unidos. Hasta nuestros días han participado en grandes eventos en Francia, Reino Unido, Alemania, España, Colombia, Chile, México, Puerto Rico...

En su discografía destacan: "Maroa" (1993), "El Cruzao" (1994), "El Trabadedos" (1996), "Cosas del ayer" (1998), "En Vivo" (1998), "Gurrufío y Orquesta" (1999), "Serenata con Gurrufío" (2001), "Sesiones con Moisés Torrealba" (2002), "El reto" (2005), "Riqui riqui riqui ran" (2006, disco-libro infantil que agotó su primera edición en menos de un mes)...

En el año 2002 crean la Camerata Criolla con los mejores músicos nacionales de formación académica para explorar y proyectar en formato sinfónico los géneros musicales venezolanos.

Ensamble Gurrufío : Asdrúbal "Cheo" Hurtado (cuatro), David Peña (contrabajo), Juan Ernesto Laya (maracas) y Luis Julio Toro (flauta) —capaces de ofrecer ejecuciones únicas e irrepetibles— es una referencia mundial de altísimo nivel; en su país han recibido los premios más importantes y el Teatro Teresa Carreño de Caracas ha sido escenario de memorables ovaciones a su obra.



Publicar un comentario

 Suscribirse a este Blog