lunes, septiembre 24, 2007

Vieron en Marruecos a “Maddie”

TESTIGOS
Vieron en Marruecos a “Maddie”
Dos testigos dicen haber visto a la pequeña Madeleine, desaparecida desde mayo, en Marruecos. Una turista noruega y otro británico, aseguran que la niña estaba con un hombre (de pelo castaño y piel morena) y que preguntaba por su madre. El misterio y escándalo ronda el caso.

Texto: AFP

“A su lado había un hombre. Parecía triste y como perdida. El hombre tenía entre treinta y cinco y cuarenta años, pelo castaño oscuro y no parecía su padre”, sostiene la testigo.

Londres

La niña Madeleine McCann, desaparecida el 3 de mayo en el sur de Portugal, fue vista por dos personas en Marrakesh, según varios dominicales británicos.

Un turista británico se puso en contacto con la policía portuguesa para informar que había visto en una gasolinera de esa ciudad marroquí a una niña que se parecía muchísimo a Madeleine, informan el “Sunday Mirror” y “News of the World”.

Su testimonio coincide con el de la turista noruega Marie Pollard, que se dijo convencida de que una niña que vio en Marruecos era Madeleine.

La noruega expresó su sorpresa ante el hecho de que más de cuatro meses después de lo ocurrido, la policía no le haya hecho ninguna pregunta.

“Si esta otra persona vio también a Madeleine, refuerza lo que yo misma vi y demuestra que no me estoy volviendo loca”, dijo Pollard, que vive con su esposo británico en Fuengirola, al sur de España.

Ambos testigos describen a una niña rubia que, acompañada de un hombre, preguntó dónde estaba su mamá.

Un amigo de la familia de Kate y Gerry McCann, los padres de la niña, que estaba a punto de cumplir cuatro años cuando desapareció, dijo a la prensa que esos testimonios son vitales.

Los McCann están “furiosos” por el hecho de que la policía portuguesa no haya seguido esa pista, aseguró el abogado de la familia.

Seguir pistas

“El matrimonio cree que la información de los dos testigos es crucial y debería haberse hecho pública inmediatamente”, dijo el amigo.

El turista británico, al que no identifica la prensa, estaba alojado en el hotel Ibis, que se encuentra próximo a la gasolinera donde fue vista la niña, y en el que también se alojaba la noruega con su marido británico.

Pollard dice que en aquel momento no sabía de la desaparición de la niña y había entrado en la tienda a comprar agua mineral.

“A su lado había un hombre. Parecía triste y como perdida. El hombre tenía entre treinta y cinco y cuarenta años, pelo castaño oscuro y no parecía su padre”, agrega.

“La niña me llamó inmediatamente la atención. Tenía el pelo rubio y una cara muy simpática. Llevaba un pijama azul con un flores rosas y blancas en la camiseta, según creo recordar”, afirma.

“Me miró y luego le dijo al hombre algo así como ¿puedo ver pronto a mi mamá? sin que ése pareciera responderle”, explica la turista noruega.

Pollard dice que llamó a la policía portuguesa al día siguiente, pero no la llamaron hasta diez días después para pedirle detalles y sólo después de que contara a la prensa lo que había visto.

“Un funcionario de Interpol me llamó y me preguntó algunas cosas, y eso fue todo”, dice la testigo.

Mientras tanto, reseña el Sunday Mirror, un amigo de la familia dijo a la prensa que la policía portuguesa está siguiendo una teoría totalmente extravagante: que los padres de Madeleine enterraron a la pequeña cerca de Fátima.

Los McCann, que hicieron una peregrinación a ese santuario portugués veinte días después de la desaparición de su hija, están estupefactos por esa nueva historia, dice el periódico.

Al detector

La prensa británica informaron ayer que los esposos Mc Cann están dispuestos a someterse a un detector de mentiras para demostrar su inocencia.

Gerry y Kate McCann, ambos de 39 años, no tienen inconveniente en hacer “cualquier cosa que ayude a restaurar su reputación”, afirma un amigo de la familia citado, sin identificar, por varios diarios.

“Si la policía les pidiera someterse a una prueba de un detector de mentiras, lo harían”, señala la misma fuente.

Mientras tanto éstos insisten a las autoridades que no descuiden la búsqueda de la pequeña.



Publicar un comentario

 Suscribirse a este Blog