martes, julio 10, 2007

Iglesia Católica: "única y verdadera": Según ellos mismos...




Iglesia Católica: "única y verdadera"

Miembros de iglesia evangélica
Según el documento, las comunidades evangélicas no pueden llamarse "Iglesias de Cristo".

El Vaticano publicó un documento en el que precisó que las denominaciones cristianas fuera del catolicismo no son iglesias de Cristo en el verdadero sentido de la palabra.

El documento fue emitido este martes por la Congregación para la Doctrina de la Fe, un organismo que fue en su momento encabezado por el actual papa Benedicto XVI.

Según el corresponsal de la BBC en Roma, David Willey, el documento establece en términos generales que Cristo "solo constituyó una Iglesia" en la Tierra, y esa "subsiste en la Católica" gobernada por el sucesor del apóstol Pedro, es decir, el Papa.

El documento afirma que las iglesias cristianas ortodoxas son verdaderas aunque sufren de una "herida" por no reconocer la primacía del Papa.

Mientras que sobre otras denominaciones cristianas protestantes y anglicanas se refiere a que la "herida es más profunda ( ... ) y es difícil ver cómo podría atribuirse a ellas el título de Iglesia".

Sin embargo el documento hace algunas concesiones y dice que tanto en las iglesias ortodoxas como en las comunidades cristianas existen "elementos de salvación".

Reacciones

Según Willey, las primeras reacciones de los líderes de las iglesias protestantes han sido negativas.

Papa Benedicto XVI
El texto del documento fue "aprobado y confirmado" por el papa Benedicto XVI.

La Federación de Iglesias Evangélicas y la Iglesia Valdense (protestante) critican el documento y lo denominan como "un paso atrás" ya que considera a los protestantes como cristianos de "tercera categoría".

El teólogo protestante, Paolo Rocca, aseguró que "es un duro ataque a la identidad de los otros, una verdadera y propia negación" y que el documento demuestra la "idea monopolista del cristianismo".

Mientras que Doménico Maselli, presidente de la Federación de Iglesias Evangélicas en Italia dijo que es un "vistoso paso atrás en las relaciones entre la Iglesia Romana y las otras comunidades cristianas".

Según el corresponsal, el escrito enfatiza el compromiso de diálogo que mantiene el Papa con las otras iglesias cristianas.

Algunos observadores afirman que este documento junto al reciente decreto de reincorporar la misa en latín, es visto como una corrección a las interpretaciones "erróneas o ambiguas" del Concilio Vaticano Segundo, que tuvo lugar en los años 60.
Publicar un comentario

 Suscribirse a este Blog