miércoles, julio 04, 2007

UE: Brasil es una "potencia global"

UE: Brasil es una "potencia global"
Inder Bugarin
Bruselas

La Unión Europea (UE) se ha referido tradicionalmente a México y Brasil como los dos grandes actores políticos en América Latina.

El presidente brasileño (segundo por la derecha) en la última cumbre del G8
Brasil ya se codea con las grandes potencias, un hecho que ahora reconoce la UE oficialmente.
Sin embargo, Bruselas se dispone a romper con ese equilibrio histórico, otorgándole a Brasil el título de "potencia global", una clasificación que hasta la fecha sólo ha concedido a Estados Unidos, Canadá, Rusia, China, India y Japón.

"Estamos reconociendo la cualidad de Brasil como actor esencial para entrar en el restringido club de nuestros socios estratégicos", destacó el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso.

El banderazo de salida de este proceso político tiene lugar este miércoles 4 de julio en la cumbre de Lisboa, la primera en su tipo que celebra la UE con Brasil, en la que participa Barroso, el presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silvia, y el primer ministro portugués en calidad de titular la presidencia comunitaria, José Sócrates.

La presidenta de la delegación del Parlamento Europeo para las relaciones con México, la eurodiputada Erika Mann, advierte que la oferta extendida a Brasil podría dañar el equilibrio regional.

Aunque Benita Ferrero, comisionada Europea de Exteriores, rechazó las acusaciones.

"La comunicación de la Comisión relativa a las relaciones con Brasil se refiere únicamente a las relaciones con dicho país y no quiere en ninguna medida aludir a un cambio de nuestra actitud hacia otros países y hacia México en particular", aseguró Ferrero.

Dinamismo y pasividad

La comunicación de la Comisión relativa a las relaciones con Brasil (...) no quiere en ninguna medida aludir a un cambio de nuestra actitud hacia otros países y hacia México en particular
Benita Ferrero, comisionada Europea de Exteriores

Nicolás Pascual de la Parte, jefe de Gabinete del Alto Representante de la UE, Javier Solana, afirma que México cuenta con algo que no tiene Brasil, el Acuerdo de Asociación Global, en vigor desde octubre del 2000 y que contempla un diálogo político institucionalizado, un marco de cooperación y una zona de libre comercio.

"Lo que ocurre es que muchas potencialidades de ese acuerdo no han sido exploradas ni aplicadas", dijo el también asesor del Consejo Europeo para América Latina.

"(Por el contrario) Brasil viene empujando fuerte en las relaciones porque desde hace algunos años tomó la decisión estratégica de convertirse en un actor internacional en igualdad con las grandes naciones del mundo", precisó.

El esfuerzo político brasileño también se ve reflejado en un aprovechamiento de las relaciones con Europa en todos los rubros.

Sin contar con una zona de libre cambio, Brasil es el principal socio comercial de la UE en América Latina y el undécimo en el listado mundial, mientras México figura en la posición 21.

En materia de cooperación con la UE, Brasil sumó US$245 millones durante el periodo 2002-2006, en tanto que México sólo alcanzó US$76 millones.

Brasil además mantiene una intensa cooperación en el rubro científico y comenzar a negociar acuerdos sobre medio ambiente, transporte marítimo, sociedad de la información, biocombustibles y comunicación satelital a través de Galileo.

A México le ha costado siete años arrancar el diálogo científico.

Lecciones

Brasil viene empujando fuerte en las relaciones porque desde hace algunos años tomó la decisión estratégica de convertirse en un actor internacional en igualdad con las grandes naciones del mundo
Nicolás Pascual, jefe de Gabinete del Alto Representante de la UE

Los países centroamericanos y andinos presionan desde hace años a la UE para suscribir un Acuerdo de Asociación como el que actualmente gozan México y Chile.

Pero como ilustra la experiencia de México y Brasil, los acuerdos no conducen automáticamente a más comercio y cooperación.

El 1º de febrero del 2003 la UE activó la zona de libre comercio con Chile, y en 2005 entró en vigor el diálogo político y la cooperación.

El país latinoamericano es el socio comercial 36 para la Unión, mientras que los europeos son para Chile el principal socio comercial.

A diferencia del acuerdo con México, el acuerdo con Chile es más ambicioso en comercio de bienes, servicios y contratación pública.


Publicar un comentario

 Suscribirse a este Blog