sábado, agosto 11, 2007

Bush-Sarkozy: cena informal comiendo perros calientes



Bush-Sarkozy: cena informal
El presidente de Estados Unidos, George Bush, le da la bienvenida al presidente francés, Nicolas Sarkozy, en su residencia en Maine, con una cena informal.

Laura Bush, George  W. Bush y Nicolas Sarkozy
Sarkozy ha prometido mejorar las relaciones con Estados Unidos
Funcionarios aseguraron que no se trata de una cumbre, sino de una oportunidad para que los dos mandatarios se conozcan mejor, comiendo perros calientes y hamburguesas.

La oposición del expresidente de Francia, Jacques Chirac, a la guerra en Irak, produjo una nuevo descenso en las relaciones franco-estadounidenses.

Pero Sarkozy ha dejado en claro que adoptará una postura más favorable hacia Estados Unidos.

Comida campestre

A pesar de las afirmaciones de que la reunión es simplemente una cena casual, algunos observadores han afirmado que imposible imaginar al presidente Bush haciéndole una invitación similar a Chirac.

George Bush y Nicolas sarkozy
Ya se ha comenzado a trabajar en asuntos como Irán, Líbano, y Sudán.
Además de la guerra en Irak, desacuerdos sobre comercio y cambio climático afectaron aún más las relaciones entre las dos administraciones.

En contraste, Sarkozy ha dejado en claro desde el comienzo de su mandato, que Estados Unidos puede contar con su amistad.

Funcionarios de la Casa Blanca han señalado que los dos gobiernos ya han comenzado a trabajar de manera cercana en asuntos como Irán, Líbano, y Sudán.

"Tal parece que estamos al borde de una nueva era en las relaciones con los franceses", dijo el portavoz de la Casa Blanca, Tony Snow, a comienzos de esta semana.

Menú popular

La cena incluye perros calientes y hamburguesas, "algo tradicional en el menú al aire libre de los estadounidenses", dijo otra portavoz de la Casa Blanca, Dana Perino.

Incialmente estaba contemplado que Cecilia Sarkozy estuviera en la la cena, pero se comunicó telefónicamente con Laura Bush, para decirle que ella y sus hijos no se estaban sintiendo bien y que no podrían acompañarlos, dijo Perino.

La decisión de Sarkozy de pasar sus primeras vacaciones como presidente en Estados Unidos, ha despertado algunos comentarios negativos en su país.

Especialmente de críticos que creen que al mandatario le gustaría que la economía francesa siguiera el modelo de libre mercado de la economía estadounidense.

No hay comentarios.: