lunes, agosto 20, 2007

Hacían el amor en un carro: Encontraron la muerte dulce y azucarada



18 de octubre
Hacían el amor en un carro: él murió; ella está en coma
Texto: Neiro Palmar Atencio
Fuente: Panorama Digital

Gerardo Sánchez, de 39 años, y Aidania Donado, de 35 años, luego de tener una relación sexual en un Fairlane 500, fueron víctimas de la inhalación del monóxido de carbono, al quedarse dormidos en el auto. Los hallaron ayer, a las 7:00 am, en una gasolinera. Él murió y ella está grave en el HUM. Ambos eran padres de una niña de dos años. Sánchez era casado con otra mujer, con quien tenía otros dos hijos. LOS FAMILIARES DE GERARDO SÁNCHEZ SE ACERCARON HASTA EL ESTACIÓN DE SERVICIO TEXACO PARA CONFIRMAR LA TRÁGICA NOTICIA. sE MOSTRARON HERMÉTICOS CON LA PRENSA.

Gerardo Sánchez y Aidania Donado fueron localizados en el carro que estaba estacionado en una gasolinera. Al parecer, el hombre y la mujer se quedaron dormidos por los efectos del alcohol. El Cicpc investiga cómo sucedieron los hechos.

En el puesto trasero de un Ford Fairlane 500, año 64 y que permanecía con su motor encendido, fue hallado el cadáver de Gerardo Sánchez, un mecánico de 39 años, quien falleció, presuntamente, por la inhalación de mónoxido de carbono.

El hallazgo se produjo ayer, a las 7:00 de la mañana, en la estación de servicio Texaco, ubicada en el sector 18 de Octubre, al norte de Maracaibo.

La víctima se encontraba en compañía de una mujer, identificada por sus familiares como Aidania Donado, de 35 años, quien permanece en estado de coma en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Universitario de Maracaibo.

El vehículo color gris, placas VBB-38C, permanecía aparcado en costado de la gasolinera, situada en la calle 60, entre avenida 8 y 9, diagonal a la iglesia Nuestra Señora de Fátima.

Uno de los despachadores de combustible fue quien localizó a la pareja dentro del automóvil, tras observar que el motor permanecía encendido y con los vidrios arriba.

El trabajador se acercó hasta el automotor y tocó la ventana del puesto de copiloto, pero en vista que nadie respondía decidió llamar a una patrulla de la Policía Regional, adscrito al departamento Olegario Villalobos, para que se encargara de la novedad.

Al llegar al sitio, los oficiales constataron que en el puesto trasero del Ford Fairlane permanecían las dos personas recostadas en el cojín y sin hacer ningún tipo de movimientos.

Luego de forzar la puerta del automotor, los funcionarios se percataron que Sánchez no tenía signos vitales; mientras que Donado tenía la piel morada y salía espuma de su boca.

Una ambulancia del Cuerpo de Bomberos de Maracaibo trasladó a la mujer hasta el HUM, donde permanece con pronóstico reservado.

Dormidos

Hasta el lugar del suceso se acercó una comisión de la Brigada contra Homicidios del Cuerpo de Investigaciones, Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), subdelegación Maracaibo, que se encargó de realizar el levantamiento del cadáver.

De acuerdo con las investigaciones iniciales la pareja había ingerido licor, habrían hecho el amor, lo que quizás les provocó sueño, y sin imaginar que sus vidas corrían peligro, se durmieron.

Los familiares de Sánchez se acercaron hasta la estación de servicio, pero no quisieron emitir ninguna información sobre lo ocurrido.

Sin embargo; se conoció que Sánchez estaba tomando cervezas en compañía unos amigos en el interior de su taller, ubicado a pocos metros de la gasolinera, pero decidió marcharse del lugar a las 11:00 de la noche.

Al parecer, fue en busca de Aidania Donado, también residente del sector 18 de Octubre y con quien Sánchez procreó una hija.

Luis Arteaga, amigo del infortunado, explicó que “Gerardo”, como le decían sus amigos, “era el propietario del taller mecánico, tenía un microbús que trabaja en el tráfico y además era el presidente de una cooperativa”.

“Él estuvo cono nosotros toda la noche tomándose unas cervezas y luego decidió irse para un depósito donde se compró una botella de whisky”, comentó el allegado.
Publicar un comentario

 Suscribirse a este Blog