viernes, agosto 17, 2007

Murió tras inyectar aceite en sus glúteos



colombia
Murió tras inyectar aceite en sus glúteos
Víctor Rosil, un peluquero de 28 años, falleció el pasado miércoles luego de inyectarse aceite de cocina en los glúteos y silicona para el cabello en el pecho. Con el caso suman tres las víctimas de este tipo de práctica en Santa Marta.

Texto: Agencias

En su afán de querer convertirse en mujer, un travesti colombiano, murió, el pasado miércoles, debido a una infección generalizada que le sobrevino tras inyectarse aceite de cocina en los glúteos y silicona para el cabello en el pecho, en la ciudad colombiana de Santa Marta.

En los últimos tres meses otros dos homosexuales han muerto en la mismas circunstancias, informaron las autoridades que llevan el caso.

Según los amigos de “Yolinda”, el joven desde hacía varios meses se practicaba este tipo de implantes, ya que su deseo era tener senos y cuerpo de mujer.

La fiscalía de la ciudad de Santa Marta, en Colombia, se encuentra en la búsqueda de un homosexual, quien, supuestamente, es el que se encarga de colocar las inyecciones con el aceite de cocinar y sustancias utilizadas para el cabello.

Fuentes médicas informaron que la implantación de esas sustancias, resultan peligrosas para el organismo humano, y que por ningún motivo deben realizarse estos actos.

Publicar un comentario

 Suscribirse a este Blog