miércoles, agosto 29, 2007

Agua Bendita: "Amenaza Terrorista"



"Bendita" amenaza terrorista
Redacción BBC Mundo

Avión de la aerolínea Mistral, del Vaticano
La cantidad máxima de líquido permitida en el equipaje de mano es de 100 mililitros.

Algunos peregrinos que regresaban del santuario de Lourdes con la recién estrenada aerolínea del Vaticano enfrentaron problemas de seguridad en un aeropuerto francés.

Al pasar por los controles previos al embarque, los inspectores decidieron que las botellas de agua bendita que llevaban como recuerdo suponían una amenaza terrorista en potencia.

Los encargados de seguridad del aeropuerto de Tarbes-Lourdes advirtieron a los pasajeros que volaban a Roma que no podrían entrar en el avión con agua envasada en botellas de una capacidad mayor que la máxima permitida, 100 mililitros.

El agua bendita procedía del propio santuario de Lourdes, una gruta sagrada en el sur de Francia, donde los católicos creen que la Virgen María se apareció en 1858.

Líquido es líquido

Los devotos creen que el agua bendita tiene propiedades curativas milagrosas, pero los inspectores del aeropuerto aplicaron las normas de seguridad usuales, como si se tratara de cualquier otro líquido.

Si dieran preferencias al agua de Lourdes sería una irregularidad que no garantizaría el procedimiento adecuado
Paola Saluzzi, peregrina

La limitación de llevar líquidos en el equipaje de mano se impuso en Estados Unidos y Europa en agosto del año pasado, después de que la policía británica anunciara que había frustrado un supuesto plan terrorista para hacer explotar 10 aviones que viajaban desde el Reino Unido a EE.UU.

Las fuerzas policiales sospechaban que los supuestos atacantes planeaban utilizar explosivos líquidos durante el vuelo transatlántico.

A raíz de ese incidente, sólo se permite que cada pasajero lleve 100 ml por recipiente y no más recipientes de los que puedan caber en una bolsa plástica de un litro.

Ante todo, seguridad

Avión de la aerolínea Mistral, del Vaticano
Según una pasajera, el Vaticano había dejado una botella de agua bendita de cortesía en cada asiento.
Una peregrina italiana, Paola Saluzzi, llegó al aeropuerto de Tarbes-Lourdes con ocho pequeñas botellas de plástico "con forma de la pequeña virgen", pero no pudo subirlas a bordo de la aeronave.

Aún así, alabó la decisión de las autoridades de seguridad argumentando que los oficiales de policía no podrían distinguir entre los peregrinos verdaderos y los falsos.

"Si dieran preferencias al agua de Lourdes sería una irregularidad que no garantizaría el procedimiento adecuado", dijo a su llegada a Roma.

La pasajera contó también que, previendo tal eventualidad, el Vaticano había dejado una pequeña botella de agua bendita de cortesía para los peregrinos en cada asiento del avión.

Este primer vuelo charter Lourdes-Roma era de la aerolínea de bajo costo Mistral Air, con la que el Vaticano pretende comunicar los lugares de peregrinación más importantes para el catolicismo.

Además de Lourdes, pronto se ofrecerán otros destinos como Santiago de Compostela, en España; Fátima, en Portugal; y Czestochowa, en Polonia, así como también Jerusalén y la península egipcia de Sinaí.

Publicar un comentario

 Suscribirse a este Blog