sábado, agosto 18, 2007

“Estéticas” clandestinas emplean aceite comestible y embriones de bovinos



ALERTA. PACIENTES LUEGO ACUDEN AL CIRUJANO PROFESIONAL PARA CORREGIR AFECCIONES
“Estéticas” clandestinas emplean aceite comestible y embriones de bovinos
Texto: Maidolis Ramones
Fuente: Panorama Digital

Las víctimas caen ante tentadoras ofertas. Las afecciones van desde infecciones generalizadas hasta la muerte por shock séptico. Las áreas de trabajo donde se realizan las intervenciones son clandestinas y antihigiénicas. Médicos cirujanos hacen UN llamado a la conciencia de la población para que eviten caer en dudosas ofertas. Quizá sea difícil imaginar el aceite comestible en otro lugar del cuerpo que no sea el estómago, pero, para alarma de los médicos y desgracia de las víctimas, muchos han sido los zulianos que, buscando una mejor figura a precios económicos, han caído en la tentación de dejarse inyectar el ingrediente de cocina en glúteos, piernas o mamas. Así lo aseguran especialistas en cirugía estética de la región, que han visto desfilar por sus consultorios, hombres y mujeres, mayores y jóvenes, desesperados por desaparecer las deformidades adquiridas en un centro clandestino a donde fueron encandilados por un engañoso 50% de descuento. Pero no solo es aceite. César Oliveros, especialista de una clínica del norte de Maracaibo, señala que entre las sustancias no autorizadas que son empleadas por los estéticos “chimbos” figuran colágeno no tratado, cartílago de tiburón y embrión de bovino. Muchas veces quieren aumentarse los glúteos o las piernas y, otras, eliminar los signos de expresiones que aparecen en la comisura de los labios. Pero una paciente atendida por el especialista Daniel Vivas, no sólo vio borrado sus signos de expresión sino que casi también le desaparece el resto de la cara. “Le inyectaron embriones de ovejo en los bordes de los labios. La sustancia fue rechazada por el organismo y llegó a consulta con una tumoración en toda esa área de la cara”, relató Vivas. La mujer, de 45 años, llegó a consulta angustiada al ver cómo la deformidad estaba cubriendo su rostro. La sustancia no sólo se expandió en su piel sino que se adherió al hueso y para retirársela se hace necesario desprenderle la quijada inferior. Alteraciones Daniel vivas señala que el empleo de este tipo de sustancias crea un proceso infeccioso debido a que el organismo lo siente como un cuerpo extraño e intenta expulsarlo, es entonces cuando se produce un tejido de granulación fibroso y duro, seguido de deformidades. “El caso del aceite inyectado en los glúteos, por lo general, termina el desarrollo de un proceso de celulitis difusa, luego secreción, infección, necrosis y hasta la muerte”, expresó el especialista. Aseguró que los pacientes son generalmente personas que quieren mejoras o cambios en su apariencia. La mayoría son mujeres y hombres homosexuales que quieren darle una forma femenina a su cuerpo. Víctor Núñez, toxicólogo del Hospital Chiquinquirá, indicó que las sustancias en sí no son tóxicas el problema es el lugar en el organismo donde son colocadas. “Se dan casos también de inyecciones con aceite de bebé. No se trata de un elemento tóxico, pero no es aceptado a nivel intramuscular y esto hace que se provoque un foco infeccioso que puede llegar a ser portal. De hecho, muchas personas realizan este tipo de acciones, pero con el objeto de quitarse la vida y no persiguiendo fines estéticos. En la emergencia del hospital he atendido algunos casos”, resaltó. El “quirófano” A la falta de legalidad de la sustancia y el profesional que la coloca, se suma el ambiente de trabajo donde se efectúan las operaciones. Se trata de lugares que por su clandestinidad poca atención prestan a las medidas higiénicas correspondientes. César Oliveros, asegura que la mayoría de los empleados de estas “estéticas” no tienen ningún tipo de preparación previa y laboran sin seguir cuidados de asepsia y antisepsia necesarios para asegurar que el paciente no sufra ningún tipo de contaminación. “La afección que puede sufrir entre la falta de higiene y la infección generalizada hasta pérdida total de la piel y de los tejidos una persona”, señaló. Atención La primera medida que emplean los especialistas ante la presencia de un pacientes afectado por una intervención ilegal que ha dejado lamentables secuelas en su apariencia física es la intervención quirúrgica con el objeto de extraer toda la sustancia que está causando caos dentro del organismo del afectado. “Son casos dramáticos donde la persona debe ser sometida a varias intervenciones para poder extraerle la sustancia rechazada. Además, por muchas operaciones que se realicen, es muy difícil que se pueda recuperar la normalidad”, explicó. En primer lugar evalúan la magnitud del afección, la cantidad de sustancia introducida y el tiempo que lleva dentro del organismo, luego viene la intervención. “No siempre es corregible, muchos de los casos son irreversibles”, sentenció. Las estadísticas manejadas por la Administración de Alimentos y Fármacos (FDA, por su sigla en inglés) señalan que el 83% de las personas que acuden a un lugar ilegal para someterse a un tratamiento estético, acuden posteriormente a un profesional para intentar reparar algún daño sufrido. El 64% de los casos obedece a reacciones alérgicas en la zona de la intervención. “Nadie debe realizar ese tipo de acciones porque atentan contra la salud. La mala praxis, además de las deformaciones externas que puede acarrearle, es capaz de provocarles lesiones cerebrales de gravedad y de escasas probabilidades de reversión”, expuso Luis Fuenmayor, subdirector del Hospital Chiquinquirá. Los médicos hacen un llamado a la conciencia ciudadana para que se caigan en el error de confirmar a cuesta de su bienestar físico y psicológico que el precio de la vanidad puede ser demasiado caro.

1 comentario:

Anónimo dijo...

je cherchais des blogs syriens et suis tombé sur ton blog, mystères de l'informatique!
Bonjour quand même
http://ptithacheycoupegrosbois.blogspot.com/